Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » En Consejo de Educación, Müller señala las razones poco comentadas sobre por qué se eliminaron pruebas FARO

En Consejo de Educación, Müller señala las razones poco comentadas sobre por qué se eliminaron pruebas FARO

by Óscar Ugarte

Aún cuando presidente manifestó que quitaría pruebas porque “no es lo que más nos conviene”, ministra de Educación puntualizó en factores que considera determinantes para quitarlas.

Las cuestionadas pruebas Faro llegaron a su fin el 9 de junio de este año, tras agonizar durante largo tiempo, por críticas de padres de familia, estudiantes y políticos por igual.

Al contenido de los cuestionarios, que presentaba preguntas que algunos diputados y familiares de los estudiantes calificaron de “machistas, ofensivas y adoctrinantes”, se unió el extenso cuestionario de factores asociados, que indagaba en aspectos socioeconómicos de las familias, de forma minuciosa y sin autorización expresa de los encargados de los menores de edad.

La ministra de Educación, Katharina Müller, expresó las razones por las que consideraba que debían eliminarse estas pruebas, ante el Consejo Superior de Educación.

Según el acta de aquel día, Müller enumeró una serie de circunstancias alrededor de las FARO que las señala como “menos terribles” de lo que se podría esperar en el contexto de su desaparición.

“La presentación, diseño y/o calidad de las pruebas no es uno de los argumentos. Se debe tener conciencia del alto costo al aplicar la prueba, la carga laboral del docente”, expresó.

La ministra indicó que las molestias sociales son una de las razones de más peso para cambiar de estrategia evaluativa y eliminar las FARO.

“La sociedad está molesta y están aterrizando esa molestia en FARO, en infraestructura, donde sus hijos dicen que están enojados con el mundo. El COVID-19 ha tenido un impacto en las familias y los centros educativos, la discusión se está dando en un contexto de lo que ha implicado llevar una educación normal”, señaló.

Eso sí, Müller insistió en que seguir con ese modelo no iba a generar beneficios para los estudiantes, por lo que se debía pensar en otro método de evaluación.

“Se ha pensado para este año priorizar la enseñanza, la nivelación de los estudiantes. Si se lanza FARO en noviembre no se tendrían resultados. Al dejar FARO para noviembre habría que justificar esa carga de trabajo a los docentes y dejarían de cumplir con el curriculum educativo, debido al amplio rezago que hay en el sistema”, agregó.

Según los señalamientos, sería en el primer trimestre del 2023 en el que se intentaría aplicar algún tipo de nueva evaluación.

“De aquí a fin de año quedan pocos meses para comprometerse en implementar y diseñar e implementar una prueba, que no sería productiva ni tampoco debe aplicarse otra prueba externa. El año entrante sí se aplicará alguna prueba, la cual deberá llamarse prueba nacional estandarizada”, dijo Müller.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware