Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Damnificado por cabeza de agua: “Mi esposa y dos nietos casi se ahogan y mi casa quedó enterrada”

Damnificado por cabeza de agua: “Mi esposa y dos nietos casi se ahogan y mi casa quedó enterrada”

by Alejandro Arley

Martín Porras Mora y su familia son parte de las personas afectadas por la emergencia de la semana anterior en Salitrillos de Aserrí. Él contó su historia a Noticias Columbia.

Porras, de 65 años, estaba trabajando cuando le avisaron que una cabeza de agua había pasado por la comunidad, conocida como calle Chiflón, y arrasó con varias viviendas a su paso.

Cuando llegó al lugar, se enteró de los momentos de angustia que vivió su esposa, Eraida Porras Mora, junto a otros familiares.  La mujer quedó atrapada en un cuarto con el agua casi hasta el cuello.

“La sacó un hijo mío, en medio de toda la crecida. Casi se me ahoga mi esposa con dos nietitos. Esto fue un desastre, algo increíble. Nunca nos imaginamos que iba a pasar esto. Tengo 15 años de vivir aquí y nunca había pasado algo tan terrible”, expresó.

También vio su casa severamente dañada… inhabitable. “Encontré mi casa inundada, enterrada en medio de la piedra y la arena. Perdimos todo. Aquí no pudimos salvar nada, ni la ropa. Ahí está tirada, mojada en el suelo. Cuando yo llegué me impacté demasiado más que mi esposa casi se me ahoga y mis dos nietos”, añadió.

Don Martín aseguró que su esposa “está traumada” por lo sucedido y no quiere acercarse al sitio donde ocurrió la emergencia.

 En medio de tan adversidad, agradece que no perdió a ningún ser querido y se solidariza con decenas de personas que están sufriendo igual que su familia.

“Así es la vida. No solo a nosotros nos pasó esto. Hay que pedirle a Dios que nos dé fortaleza y echar para adelante”, aseveró.

Porras, quien labora en una finca y está cerca de pensionarse,  comentó que le ha resultado difícil gestionar la ayuda ante las instituciones de Gobierno.

Se acercó a funcionarios del IMAS que estaban en la Municipalidad de Aserrí pero le pidieron una boleta de la Comisión Nacional de Emergencias y no sabía cómo obtenerla.

“No sé ni dónde queda la oficina de la Comisión. ¿Dígame qué hago? Con costos manejo uno un teléfono, ¿qué va a estar uno sabiendo lo que hay que hacer?”, expresó.

El afectado dijo que afortunadamente ha recibido el apoyo de vecinos y que trata de encarar la situación con la mayor dosis de positivismo posible.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware