Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Dasha y Baloo: Los perros ticos que ayudan al OIJ a investigar delitos sexuales

Dasha y Baloo: Los perros ticos que ayudan al OIJ a investigar delitos sexuales

by Alejandro Arley

Ambos pertenecen a la Unidad Canina y ahora participarán en importantes investigaciones criminales.

El OIJ cuenta con 24 perros adiestrados en diferentes especialidades. Con su potente olfato, se detecta presencia de drogas, explosivos, sangre, restos humanos y sustancias acelerantes de fuego, entre otros.

La novedad está en que la Policía Judicial logró entrenar a dos canes para que puedan detectar rastros de semen. Esto permite que la Unidad Canina ahora pueda colaborar directamente en la investigación de delitos sexuales como violaciones.

El hallazgo de fluidos corporales puede ayudar a los investigadores forenses a identificar sospechosos de una agresión de este tipo.

Dasha es una perra pastor alemán que lleva un proceso de dos años de entrenamiento y certificación. El otro can es Baloo, que tiene un año de edad y comenzó su adiestramiento a los 4 meses.

Alejandro Castillo, encargado de la Unidad Canina del OIJ, explicó una de las principales ventajas de abordar casos de delitos sexuales con el apoyo de estos animales.

“Esta nueva técnica es muy importante porque nos permite localizar indicios de tipo seminal en áreas abiertas, que anteriormente era muy difícil realizar ese tipo de diligencias. Algo importante a nivel nacional es que vamos a poder atender el caso en sitio”, dijo.

Tatiana López, técnica de la Unidad Canina, comentó que con el trabajo de los perros, se podrá descartar con precisión el material que no tiene el fluido corporal y por ende no será necesario enviarlo al laboratorio. De esta forma se evitan costos innecesarios para la Policía Judicial.

“Estos perros tienen la capacidad de encontrar muestras específicamente de fluido seminal apartando cualquier otro fluido, me refiero a saliva, orina, leche materna, sudor, entre otros. Los registros que hay a nivel mundial, de investigaciones y todo datan que la capacidad de ellos supera por mucho la de la lámpara de luz forense. La ventaja es que (el uso del perro) es específico para semen y la lámpara encuentra otros fluidos”, indicó.

La experta explicó que, en los casos de delitos sexuales, la detección que hacen los canes de los rastros de semen se complementa con las técnicas del laboratorio forense.

“En el laboratorio ellos lo que van a tener que hacer es establecer si la muestra tiene cantidad suficiente y es apta para poder hacer un perfil. En realidad no es validar el trabajo del can, sino propiamente de las condiciones y características de la muestra para poder llegar a identificación de una persona a partir de un perfil genético”, comentó.

De momento la perra Dasha es la que puede hacer trabajo de campo mientras que Balú está en la etapa final del adiestramiento y certificación.

Con esto, la Unidad Canina está ya en capacidad de atender casos a nivel nacional.

“Estamos en un proceso de inducción a las diferentes unidades del Organismo  para que sepan que tenemos el recurso, que lo pueden utilizar y en qué tipo de casos. Sin embargo, ya arrancamos con la atención de casos; en este momento ha sido pequeña porque estamos dando a conocer el trabajo pero ya estamos disponibles en el momento en que nos requieran, en cualquier parte del país”, añadió.

Un detalle curioso, pero importante, es que los perros que forman parte de la Policía generalmente laboran hasta los ocho años. Posteriormente se retiran y son adoptados por familias.

Alejandro Castillo explicó las causas que pueden hacer que un can adiestrado deje su servicio.

“Uno es por edad, la otra por enfermedad y la otra por entrenabilidad. Esos son los parámetros que tenemos para que los canes dejen de trabajar en nuestra institución. Creemos que ocho años es bastante bueno porque se va a reconocer varios años para que el perro pueda salir de nuestra Unidad para ser cuidado y amado por una familia”, recalcó el experto.

Estos dos animales fueron donados. Uno por la Embajada de Estados Unidos y el otro por la Asociación Nacional de Investigadores en Criminalística (ANIC).

Para entrenarlos su utilizan refuerzos o estímulos a través de comida o juguetes.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware