Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Experto: Hombre que sobrevivió tres días en guindo desafió las probabilidades y tuvo mucha suerte

Experto: Hombre que sobrevivió tres días en guindo desafió las probabilidades y tuvo mucha suerte

by Alejandro Arley

“Es bastante inédito (…) las estadísticas no favorecen estos hallazgos tan exitosos”, dijo Jesús Escalona, vocero de la Cruz Roja.  

Como poco común, inédito y hasta con alta dosis de suerte. Así calificó el experto de la Cruz Roja, el caso de un hombre que sobrevivió tres días en un guindo de entre 300 y 400 metros en Nicoya tras un accidente de tránsito. Fotos: Cuerpo de Bomberos.

El hecho ocurrió el pasado fin de semana pero sigue dando de qué hablar entres rescatistas y personas de la localidad de Naranjal, ubicada en el distrito de Belén de Nosarita.

Socorristas, personal de Bomberos, Fuerza Pública y baquianos localizaron a un extranjero de 62 años, identificado como Troy Matz, cuyo vehículo salió de la vía y fue a parar a un guindo de entre 300 y 400 metros de profundidad.

El hombre sufrió varios traumas y estaba muy deshidratado, según confirmó Jesús Escalona, coordinador operativo nacional de Cruz Roja. El experto aseguró que Matz desafió a las posibilidades pues su caso, sin duda, pudo tener peores consecuencias.

“Esto para nosotros es bastante inédito. Es lo que aplaudimos, celebramos la vida siempre, mas no es común este tipo de hallazgos. Tenemos que decirlo, lamentablemente las estadísticas no favorecen estos hallazgos tan exitosos”, dijo.

“Logramos dar con la persona, principalmente con múltiples traumas”, añadió.

La víctima tenía tres días de desaparecida. Allegados y lugareños comenzaron una búsqueda y en un punto de carretera vieron unas marcas que les hicieron pensar que ahí había ocurrido el accidente.

Hallaron el carro y al extranjero lo encontraron muy alejado del punto de impacto, pues estaba desorientado pero pudo desplazarse por su cuenta.

Con base en su experiencia, el socorrista comentó que en esta emergencia hubo una combinación de factores que permitieron el rescate exitoso, sin embargo, destaca que hay mucha fortuna de por medio.

“Considerando el hecho, el trauma, la cantidad de metros que rodó ese vehículo, la cantidad de metros que esa persona se encontraba alejada del vehículo y la cantidad de días en la que estuvo aislado, pues nos hace presumir definitivamente que esta persona tuvo mucha suerte”  

Al parecer, Matz solo pudo tomar agua de una quebrada que estaba cerca del punto donde cayó pero no tuvo acceso a alimentos.

Además, por tratarse de una zona montañosa, estuvo expuesto a peligros asociados con temperatura, picaduras de insectos y la presencia de otros animales.

“A pesar de que pudiera haber hecho ingesta de agua, a pesar de que pudiera haberse alimentado de algunas cosas allí alrededor, el signo de deshidratación era bastante alto, bastante severo”, comentó Escalona.

Escalona comentó que el rescate fue complicado y ameritó que el paciente fuera sacado en camilla desde el fondo del precipicio.

“Primero por la deshidratación. No podíamos garantizar que tuviera las fuerzas para salir por sus propios medios. Segundo, que nosotros por protocolo hemos de asumir que podría haber algún tipo de trauma o de lesión interna, no visible al examen que realiza el socorrista en ese momento”, indicó.

La buena condición física de este hombre de 62 años jugó un papel clave en sus posibilidades de sobrevivir tras un accidente de tránsito y pasar tres días en un guindo.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware