Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » ‘Aventurada’ y con ‘intereses’ de ciertas fuerzas: Politólogos cuestionan propuesta para elegir presidente con 20% de electorado

‘Aventurada’ y con ‘intereses’ de ciertas fuerzas: Politólogos cuestionan propuesta para elegir presidente con 20% de electorado

by Luis Diego Marin

Tres partidos políticos presentaron una iniciativa para que el presidente sea elegido con menos votos válidos. Es decir, que en lugar de que el ganador obtenga un 40% del total de votos, llegue a silla presidencial con 20% como mínimo. Proyecto genera dudas e interrogantes entre especialistas, que se cuestionan las razones y consecuencias de la propuesta.

Una iniciativa de diputados de Liberación Nacional, la Unidad Social Cristiana y el partido Nueva República propone que el Presidente de Costa Rica sea electo con menos votos válidos.

Es decir, la idea es que en lugar de que el ganador obtenga un 40% del total de votos, pueda llegar a la silla presidencial con el 20% como mínimo. 

La politóloga, Eugenia Aguirre, considera que la idea es aventurada.

“Cuando se reforma el sistema electoral en general debe considerarse no sólo la evidencia disponible sobre la materia, sino también la comparación que exista con las experiencias de otros países. En este sentido la propuesta es aventurada y falta a su fundamento para efectos de hacer una reforma de tan trascendental importancia que puede afectar la legitimidad y la representación de quienes son electos al poder”, explicó Aguirre. 

Mientras tanto, el politólogo Alejandro Molina recuerda que los umbrales electorales para puestos de elección popular buscan que la persona elegida represente a la mayoría.

“Entonces, a la hora de bajar hacia un 20% lo que estaríamos estableciendo, es un umbral, un límite que superar, una barrera que superar muy baja comparativamente con el resto de la región”, explicó.

“Esto más bien parece estar motivado por el interés de algunas fuerzas políticas de que no haya segundas vueltas, precisamente porque no corresponde con su interés en virtud de los resultados que han obtenido en procesos de este tipo”, analizó Molina.  

Camino fácil. Mientras tanto, el analista Sergio Araya concluye que esta solución es el camino fácil, cuando en realidad deberían buscarse las causas de la baja participación electoral de la ciudadanía.

“Es decir, ante una circunstancia que parece salirse de control, los actores políticos prefieren bajar la barda de exigencia, disminuir los requisitos para garantizar esa legitimidad del mandato y de una forma bastante simple adaptarse a lo que se está observando y no buscar cómo más bien regresar a los niveles anteriores de participación”, concluyó Araya. 

Afirma, además, que la idea es conformista, un retroceso y agrega que se abre una puerta para que liderazgos sin mayor respaldo alcancen la Presidencia de la República, un proceso semejante a la elección de alcaldes. 

Finalmente, la politóloga María Fernanda Bustamante señala que bajar el porcentaje mínimo de elección no es sinónimo de mejorar las prácticas democráticas o de enfrentar el abstencionismo.

“Al contrario, es obviar estas razones y pretender que con menos porcentaje de personas que se acerquen a las urnas y tomen una decisión mediante su intención de voto, queden entonces representantes que realmente tienen poca legitimidad para los ciudadanos del país”, declaró Bustamante. 

Bustamante dice que el proyecto carece de otras discusiones como el financiamiento de los partidos políticos y que su ejecución aumentaría la brecha de no participación del voto joven.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware