Portada » Alquileres de casas no aumentarían si hay inflación negativa, propone diputada del PUSC

Alquileres de casas no aumentarían si hay inflación negativa, propone diputada del PUSC

by David Perez

Experto asegura que esta iniciativa podría distorsionar el mercado al no contemplar otros gastos que tienen los dueños de viviendas de alquiler.

Un nuevo proyecto de ley busca, en casos en los que exista inflación negativa en el país, no puedan aumentar los costos en los alquileres de vivienda. 

La iniciativa, presentada por la diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Daniela Rojas, podría beneficiar a unas 350.000 familias o más de un millón de personas, en momentos donde exista deflación.

Según la legisladora, esta propuesta se aplicaría en casos donde este aumento generalizado en los precios se haya mantenido negativo durante los últimos 12 meses al momento de renovar contrato entre el inquilino y el propietario.

“Presenté el proyecto de ley 24.403, que es un proyecto que busca reformar la ley de alquileres y hacer justicia con todos los inquilinos, de manera que no puedan existir aumentos en los alquileres si no ha existido un aumento en el costo de vida. El proyecto indica que si 12 meses previos al vencimiento del contrato existió deflación, no se puedan realizar aumentos en los contratos de alquiler”, detalló la socialcristiana.

Por su parte, el director ejecutivo del Centro de Estudios del Negocio Financiero e Inmobiliario (Cenfi), Melizandro Quirós, explicó en Noticias Columbia la manera en la que, en la actualidad, se realizan las modificaciones en el precio de los alquileres de viviendas.

“De acuerdo al artículo 67 de la Ley de Arrendamientos Rrbanos y Suburbanos de Costa Rica, el indicador que se utiliza para el cálculo anual del aumento de alquiler de vivienda en nuestro país es la inflación acumulada de los últimos 12 meses antes de la fecha en que se cumpla ese año de alquiler. Así, por ejemplo, si alguien está cumpliendo un año de arrendamiento de una vivienda, este mes de junio, se utiliza el cálculo de la inflación acumulada de los 12 meses anteriores, es decir el cálculo del IPC a mayo de este año”, señaló el director del Cenfi.

De igual manera, Quirós detalló que es importante considerar que el proyecto cambia el indicador de inflación que se utilizaría para determinar si hay aumentos en los alquileres.

Para el experto, este cambio hace que haya una menor volatilidad o altas variaciones en el indicador.

“Cambiaría el parámetro que se utiliza para el cálculo del aumento anual y, en vez del IPC, se está proponiendo que se use el índice de inflación subyacente. La diferencia de este indicador con respecto al IPC es que en el cálculo del índice de inflación subyacente se excluyen artículos que provocan mucha volatilidad en el cálculo, ya sea hacia arriba o hacia abajo, por ejemplo, se excluyen los alimentos y las verduras que son productos muy estacionales. Cuando hay muchas verduras el precio de estos desciende y provoca que el IPC caiga. Cuando hay escasez, hace que el IPC suba por el efecto de que hay mucha demanda. Igualmente, se excluye del índice de inflación subyacente los precios de la energía, que también tienen elementos estacionales dependiendo de que haya época de verano o sequía”, agregó Quirós.

Finalmente, el analista económico, Daniel Suchar, señaló que este proyecto podría llegar a tener problemas por buscar una intervención en los precios, lo cual suele derivar en distorsiones del mercado, según el especialista.

“Tiene una arista muy loable y aplaudible, porque eso pareciera que estaría llegando a proteger a la población, pero en realidad la historia nos demuestra que cualquier control de precio, control de tipo cambio, control de alquileres, control de de márgenes de utilidad o cualquier cosa; lo que hace es que provoca distorsiones en los mercados abiertos y empieza a haber escasez. Eso quiere decir que podría bajarse la oferta de los alquileres, subir los precios de los pocos personas que estarían dispuestas a alquilar y entonces ahí lo que tendríamos es, inevitablemente, un problemón económico. Entonces, muy bonito y todo, suena muy agradable al oído este tema de frenar los alquileres por deflación, pero en realidad, hay más componentes que hacen de que los mercados abiertos contengan variables como aumentos de costos y gastos administrativos o gastos financieros de los propios dueños de los alquileres”, aseguró Suchar.

Notas Relacionadas

Leave a Comment

@2023 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware

Políticas de privacidad Políticas de privacidad