Portada » Promesa de cuerpo técnico de Sporting se cumple y están a las puertas de la final

Promesa de cuerpo técnico de Sporting se cumple y están a las puertas de la final

by Pamela Solano

En mayo del 2021, Edgar Rodríguez asumió el proyecto de Sporting y en ese momento en entrevista con Columbia aseguró que no iban a tardar mucho tiempo para mostrar que ellos también podían competir por cosas importantes.

En esa charla indicó que ese torneo lo usarían para acomodarse, entenderse y que en el 2022 estarían en la cima. Tal cuál lo dijo en el Apertura llegaron a las semifinales y en el Clausura disputarán la final contra Alajuelense.

Detectó cuáles eran las áreas para trabajar, se reforzaron, convencieron a la parte administrativa de seguir de lleno con el apoyo al equipo y ahora están empezando a dar sus primeros frutos.

“Este es el tercer torneo, recuerdo esa entrevista, nosotros llegamos el primer torneo con 19 días para que empezará el campeonato y se fueron 10-12 jugadoras, llegó un cuerpo técnico completamente nuevo entonces fue un campeonato de transición, solamente para conocer un poquito el equipo. En la primera vuelta de hecho nos fue muy mal y en la segunda vuelta nos había ido mejor en ese torneo. Había cosas que mejorar, incluso a nivel interno, que era lo que queríamos hacer como cuerpo técnico nuevo y volver a darle esa credibilidad al presidente de la institución de qué era un proyecto serio qué nos había dado a nosotros y que no íbamos a defraudarlo”.

“Ahí fue cuando hablé con él y quisimos traer otro tipo de jugadoras de un poco más experiencia en el caso de Carol, Cristin, que llegaron a principio de año, ya en ese torneo, el Apertura, estuvimos casi todo el torneo en el segundo lugar y ya en la última jornada quedamos en el cuarto lugar y nos tocó jugar con Alajuelense, que en ese momento era un equipo muy superior al resto todavía. Perdimos las semifinales, pero hablamos a nivel interno de qué veníamos haciendo las cosas bien que tal vez nos faltaba un poquito más, pero que ya se veía al trabajo”, comentó.

“Nos reforzamos también este torneo con otro tipo de jugadoras, extranjeras también y jugadoras de experiencia como Solera y Diana Sáenz y amalgamamos un grupo de experiencia y juventud. Este torneo ya se está viendo los resultados y logramos estar donde queremos estar. A esto le sumamos también el Torneo de Copa que en su momento lo hablamos de que lo jugamos sin seleccionadas y le dimos ese chance a un grupo de jóvenes, aún muy niñas de 14-15 años que han levantado la mano. Creo que ese ha sido el camino más o menos para llegar. Ha sido un cúmulo de material humano que hemos tenido que traer, un buen cuerpo técnico, un respaldo de la parte administrativa y trabajando todos hacia la misma meta y se están cumpliendo los objetivos en este momento”, agregó.

Ese camino, esa lucha por llegar a la final, se ha visto en medio de una pelea muy difícil. La batalla más dura para el entrenador y la que ningún papá quiere vivir, ya que a su hijo Felipe le diagnosticaron un tumor en la cabeza.

“No puedo pensar en que ya para mí esto es un éxito, el haber estado aquí porque queremos ser campeones. Pero si usted supiera la satisfacción a título personal que siento de saber que hemos luchado tanto a nivel familiar y de vernos aquí. Incluso por un momento yo había hablado con don Osael (presidente de Sporting) cuando se dio la noticia de que no sabía si iba poder continuar por temas de tiempo y más emocionales, porque era muy duro para mí lo que me estaban diciendo”, comentó.

“Yo quería, tenía convicción, tenía fe de qué este grupo podía hacer cosas grandes, hacer historia y si es cierto no hemos logrado el título, para mí lo que hemos logrado significa mucho. Es un éxito, es algo que para mí es muy gratificante y lo disfruto”, agregó.

Asimismo, indicó que cuando vio que se tenía que enfrentar contra su hermano y Saprissa en las semifinales sabía que no iba a ser un juego fácil, pero al mismo tiempo interpretaba que ellos merecían avanzar.  

“Ahora hablaba con mi esposa y le decía que no puedo creerlo. No porque no nos lo merecemos, porque de hecho hemos sido el equipo más regular, sino por lo que hemos pasado. Hemos vivido tantos días en el hospital, tanto sacrificio y pese a todo esto hemos sabido sobrellevar y tener esa resiliencia de estar ahí. Para mí significa muchísimo”, afirmó.

En otra entrevista con Columbia en octubre anterior, Rodríguez confesó que tiene un sueño y es ver a su hijo levantando la copa. En el Torneo de Copa el turno fue para su hija, pero en esta ocasión quiere que sea ‘Feli’ el que tenga la oportunidad.

“Vieras como he traído a mi mente estar alzando el título con Felipe y cada vez que lo pienso se me vienen las lágrimas, porque sé que si se llegase a dar eso va a ser muy emocionante para mí. Lo importante era estar ahí, ya estamos y obviamente para mí es como un doble premio; el premio por la parte deportiva, lo que hemos logrado y el primer nivel personal por lo que nos ha costado este año”, manifestó.

Aun no sabe si su hijo va a poder estar presente en el hospital, ya que por recomendaciones médicas lo ideal es que no estar en aglomeraciones, pero contó que al menos ya no está en el hospital y si quedan campeones le podría llevar el trofeo a casa.

Además de esa parte emocional, esta final reúne una serie de casualidades y detalles bonitos para el entrenador albinegro. Este sábado abrirán la serie en un estadio donde él ya fue campeón, de hecho, logró levantar el trofeo con Codea en el 2019, en la final histórica del fútbol femenino nacional, donde el Morera Soto se llenó a más no poder. También, tendrá al frente a un entrenador que mucho tiempo le apoyó y al cuál le profesa cariño y admiración como Wílmer López.

“Es curioso, qué más curioso que jugar la semifinal contra mi hermano primero. Ahora tengo también la situación está de que estuve muchos años en la Liga, tanto el masculino como femenino. Ahí se logró un campeonato histórico para el fútbol femenino por la cantidad de gente que llegó. A la institución, a La Liga, le guardo mucho cariño, mucho respeto, pero ahora estoy en otra institución que me abrió las puertas. Ha confiado en mí y estoy fascinado, aquí espero quedarme mucho tiempo, muchísimos años. Todas esas cositas llegan a ser como estadística o casualidades, pero estamos muy contentos. Es un estadio que me trae muy bonitos recuerdos, pero ahora esperamos hacer un buen partido ahí y el estadio que espero que esté lleno, que quiero que también sea histórico para nuestra institución y que llegue mucha gente es el estadio de Sportng y alzar la copa en nuestra casa”, aseveró.

Este sábado a las 7:00 p.m. es la primera batalla en la final entre Sporting y Alajuelense, juego para el que Rodríguez le pide, sobre cualquier otra cosa, a sus jugadoras que disfruten y que lo den todo.

Notas Relacionadas

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware