Portada » ¿Por qué un caso de ¢4.000 terminó con una fuerte condena contra policía?

¿Por qué un caso de ¢4.000 terminó con una fuerte condena contra policía?

by Alejandro Arley

Dos reconocidos abogados penalistas analizan sentencia que trascendió esta semana. Imagen con fines ilustrativos.

Los funcionarios públicos que reciben dinero a cambio de hacer o dejar de hacer alguna acción propia de sus funciones, se exponen a penas fuertes sin importar el monto que obtengan de forma ilegal. 

Esto quedó plasmado con el caso de un oficial de Tránsito al que este 13 de mayo le impusieron dos años de prisión y lo inhabilitaron seis meses de cargos públicos por un caso de 4.000 colones ocurrido en Santa Ana hace 12 años.  

Según el Ministerio Público, el policía pidió 100 mil colones a un conductor para omitir una multa pero al final la persona le entregó solo lo que portaba. 

Este hecho fue considerado como delito de concusión. El Tribunal que dictó la sentencia concedió al funcionario el beneficio de ejecución condicional de la pena, de manera que no tendría que ir a la cárcel. 

El abogado penalista Rodrigo Araya explicó que el ilícito está en una lista de varios que se pueden atribuir únicamente a personal del Estado y en los cuales se juzga la acción y no el monto.

“Estos delitos que son cometidos por funcionarios públicos, son delitos en los que no importa y no interesa la cuantía interesada. Es decir, en un delito de concusión, si lo que se otorga o se pide es una dádiva de 4.000 colones es exactamente lo mismo que si se hubiesen dado o se hubiesen solicitado un millón, 10 millones o 20 millones de colones”, dijo.

Araya añadió que, en estos casos, la cantidad de dinero no determina qué tan severa pueda ser la condena en contra de una persona. 

El penalista y exjuez, Bernan Salazar, explicó que el Tribunal analiza el caso más allá del dinero que exigió o que recibió el funcionario público involucrado.

“No solamente el monto del perjuicio, que es uno de los aspectos, pero también analiza aspectos subjetivos y objetivos del tipo penal. El comportamiento es un tema importantísimo. En algunas ocasiones, en algunos tipos penales lo que se sanciona o se toma en cuenta es ese comportamiento, en casos particulares, del funcionario público”, recalcó.

Salazar recalcó que la conducta de la persona es analizada con detenimiento para imponer una sanción. “En estos casos no se valora el monto del perjuicio. se valora el comportamiento antes, durante y después del hecho punible”, mencionó.

En el caso del policía de Tránsito, se determinó que, tras recibir el dinero, el oficial entregó al conductor una boleta en blanco y le permitió marcharse.

El beneficio de ejecución condicional de la pena se lo otorgaron por tres años. Durante ese tiempo, no podrá cometer ningún delito doloso. De lo contrario, la medida sería revocada y esta persona debería cumplir la sentencia en prisión.

Notas Relacionadas

Leave a Comment

@2023 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware

Políticas de privacidad Políticas de privacidad