Repensando el diseño en tiempos de la crisis por la pandemia

Cómo un entorno difícil puede recompensar la resiliencia colectiva

El sector construcción y la industria del diseño en general está pasando por un momento de cambio ante la pandemia del coronavirus COVID-19.

Para mejor entender cómo el impacto al sector y cómo este puede responder para salir adelante, en “Todo Pasa por Algo” de Grupo Columbia, Evelyn Fachler conversó con el Director Regional de Gensler para América Latina, Samuel Bermúdez.

Gensler es una empresa global de diseño y arquitectura con oficinas en 48 ciudades de 16 países.

“Creo que la reacción que hemos tenido y que vamos a seguir teniendo hacia adelante es: cómo podemos seguir mejorándole la calidad de vida a las personas,” expresó Bermúdez. “Cómo podemos seguir mejorando la salud y el bienestar de las personas, independientemente del entorno en el que estemos,” agregó. 

Al citar la bancarrota de grandes tiendas de departamento como JC Penny y Nieman Marcus, Fachler, preguntó acerca del futuro de los centros comerciales tradicionales.

“Ese cambio ya se venía gestando,” respondió Samuel. Agregando que algunos centros comerciales ya más bien se estaban transformando en “distritos” comerciales.

El gerente explicó que las tiendas de departamento van a reducirse en tamaño y que es un proceso se va a acelerar en parte debido al auge del comercio digital. Especialmente en América Latina donde la adopción de estas tecnología fue lento en un inicio.

Sobre la gestión del espacio público, Bermúdez señaló que tal vez, ahora después de vivir el confinamiento, se le dé la importancia que merecen las aceras y los parques como espacios para compartir. 

En cuanto a la tendencia de grandes edificios de apartamentos sin balcones o patios; Bermúdez contestó que ahora más bien la tendencia se ha revertido y estos espacios que se habían eliminado, ahora se han vuelto más deseables.

Respecto a las reinvenciones, mencionó que los hoteles con público masivo han experimentado una “baja en la demanda” considerable y que los tipo “boutique” podrían ofrecer una alternativa preferible.

"Si veo una buena parte de la fuerza laboral manteniéndose en el teletrabajo por mucho tiempo,” dijo sobre las oficinas. A pesar de que personalmente confesó que “le hace muchísima falta la creatividad colectiva.”

Finalmente, Bermúdez apuntó a las lecciones de la recesión del 2008 como momento en que la mentalidad del diseño tuvo que ponerse a funcionar para crear oportunidades y trabajo.

Es de este espíritu que ofreció una visión positiva para el futuro al crear soluciones para el diseño de espacios. “Por la capacidad que tenemos para ser resilientes e innovadores de forma colectiva,” dijo el Director de Gensler.