Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Organismo acusa al Gobierno de Ortega por abandono de nicaragüenses en Panamá


La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) nicaraguense calificó este miércoles de "negligente e indolente" la actitud de las autoridades de su país hacia sus compatriotas varados en Panamá.

Esta organización "lamenta la actitud negligente e indolente de nuestras autoridades", señaló en rueda de prensa su asesor legal, Pablo Cuevas.

El abogado argumentó que el Gobierno de Nicaragua ha permitido el ingreso de solo 189 ciudadanos nicaragüenses en un período de cinco días, mientras otros 900 permanecen hacinados en centros de albergue de Chiriquí, cerca de la frontera con Costa Rica, expuestos al contagio de la COVID-19 u otras enfermedades.

Según Cuevas, el Ejecutivo nicaragüense está incumpliendo con un compromiso de que permitiría el ingreso de 100 ciudadanos cada ocho horas, es decir 300 diarios.

La nueva orientación, que no ha sido anunciada oficialmente por el Gobierno, es que permitirá el ingreso de 100 nicaragüenses los días martes y viernes, según dijo el abogado de la CPDH.

Es decir, "para que ingresen los más de 900 nicaragüenses que se encuentran varados en Panamá tendrán que pasar más de cuatro semanas", anotó.

Por tanto, a juicio de Cuevas, existe una "ausencia total de autoridad del Estado en el auxilio" de sus ciudadanos en medio de la crisis sanitaria.

Criticó, además, que sean las autoridades panameñas las que estén velando por la protección de los nicaragüenses, cuando la misma Constitución Política obliga al Estado de Nicaragua a proteger a los suyos en el extranjero a través de sus embajadas.

"Hay una omisión delictiva de las autoridades y, por tanto, hay violación a la Constitución", alegó.

Los nacionales llevan varias semanas intentando volver al país luego de haber perdido los medios de vida que tenían en Panamá, a causa de la pandemia de coronavirus, pero han enfrentado dificultades por las restricciones migratorias en Nicaragua, a pesar de que este país no ha cerrado sus fronteras.

Tanto Panamá como Costa Rica han accedido a coordinar el transporte terrestre de estos nicaragüenses a su país, siempre y cuando el Gobierno de Managua los deje entrar.

Datos de las autoridades panameñas indican que unos 1.180 nicaragüenses buscan viajar por tierra hacia su país.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Gobierno de Daniel Ortega ha negado la entrada a más de 500 nacionales desde que la pandemia fue decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuales permanecen en países vecinos, incluyendo islas en el mar Caribe y barcos en altamar.

El Gobierno sandinista sostiene que las restricciones al ingreso de los nacionales obedecen a un "modelo ordenado y seguro en estos tiempos de pandemia".

Tanto la OMS, como la CIDH, han expresado su preocupación por el caso de Nicaragua.

Las mismas inquietudes han sido señaladas por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la alta comisionada de Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.EFE

Lea también: Aviación Civil recibió donación de dos cámaras térmicas para ser utilizadas en aeropuertos