Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Liceo Nocturno de Desamparados suspende lecciones por medidas con COVID-19


El Liceo Nocturno de Desamparados también suspende lecciones por medidas de prevención con COVID-19, informó la ministra de educación, Guiselle Cruz.

Las medidas se aplican a esa institución a partir de este martes debido a que comparte el uso de instalaciones con el Liceo Monseñor Rubén Odio,  suspendido desde hoy y por una semana por un caso confirmado. El CTP Máximo Quesada en Patarrá también obedece a una orden sanitaria este martes.

El cierre es temporal para realizar la desinfección total de los centros educativos.

La escuela Reverendo Francisco Smixth suspendió clases desde el lunes debido a que una profesora es uno de los casos confirmados.

Los dos nuevos casos en el  Liceo Monseñor Rubén Odio y el CTP Máximo Quesada están relacionados a la funcionaria de la escuela en El Porvenir.

El Liceo Monseñor Rubén Odio tiene 1600 estudiantes y 92 funcionarios y docentes. En la modalidad nocturna se aloja en el mismo recinto a
1.040 estudiantes y 55 funcionarios. Por su parte, el CTP Máximo Quesada alberga 933
estudiantes y 90 funcionarios y no cuenta con sección nocturna.

Los docentes de esos colegios que imparten lecciones en otros centros educativos, deberán
suspender su trabajo completamente y atender las recomendaciones del Ministerio de
Salud, indica el MEP.

"En el caso de los centros cerrados, las
personas docentes que no estén incapacitadas deberán estar atentas a las instrucciones
que se dispongan oportunamente, a efectos de disminuir el impacto en el servicio educativo", dijo la Ministra de Educación, Guiselle Cruz.

Lea También: Centro educativo en Desamparados suspende lecciones por un caso de Covid-19

También: Aumentan a 13 los casos confirmados de COVID-19 en Costa Rica, dos son menores de edad