Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Producción se estanca y se viene un semestre de caída: Economía costarricense enferma de Covid-19


El Covid-19 no solo enferma a las personas, sino a la economía, como lo demuestra el efecto de freno que ejerció sobre Costa Rica en el primer trimestre de 2020, según da a conocer el Primer Informe de Política Monetaria emitida por el Banco Central.

La producción prácticamente se estancó, con una tasa de variación de apenas un 0,5% con respecto al trimestre anterior... y eso que enero y febrero dibujaban una línea ascendente.

Empero, tras el primer contagio de coronavirus en marzo, las cifras se fueron a pique, como consecuencia de las necesarias medidas de restricción y distanciamiento físico, tan útiles para contener la pandemia, pero tan complicadas para las cadenas de producción y distribución.

Esto ha generado un impacto dramático en la actividad económica y una abrupta pérdida de empleos e ingresos. Marzo se trajo abajo los números de enero y febrero.

"Los efectos negativos de esta situación es de esperar se concentren en el segundo y tercer trimestres", da a conocer el Informe de Política Monentaria, anticipando seis meses duros. "Se estima para todo el 2020 una contracción del PIB, con un proceso gradual de recuperación en el 2021".

Lea también: Hacienda pide a instituciones del Estado manejar presupuestos con más eficiencia

Las estimaciones efectuadas recientemente por el BCCR indican que en el 2020 habría una caída en el volumen de producción, de -3,6%, la segunda mayor contracción en nuestro país (después de la del año 1982) desde que se cuenta con estadísticas de cuentas nacionales, a partir de 1950.

"Esta contracción estaría concentrada en el segundo y tercer trimestre del año, para luego iniciar un proceso de recuperación gradual que, particularmente en el 2021, se traduciría en un incremento anual de la producción de 2,3%", publica el informe.

Medidas de mitigación
Para atenuar el impacto de la crisis sanitaria sobre el flujo de caja de hogares y empresas y sobre el sistema financiero, el BCCR ha tomado varias acciones.

El 16 de marzo redujo en 100 puntos base su Tasa de Política Monetaria, hasta 1,25% anual, con lo que busca influir para lanzar hacia la baja todas las tasas en el país.

Asimismo, ha estado inyectando liquidez en los mercados de negociación, autorizando también a proveer liquidez mediante la compra de títulos del Ministerio de Hacienda a terceros, explicó la entidad en comunicado de prensa.

"Adicionalmente, el BCCR ha coordinado con el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero y la Superintendencia General de Entidades Financieras para la adopción de una serie de medidas prudenciales para facilitar la readecuación de créditos (incluyendo moratorias de principal e intereses) por parte de los intermediarios financieros y, en general, para mejorar las condiciones de acceso al crédito", finaliza el comunicado.