Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

El ABC de una "crisis económica sin precedentes" en Costa Rica


El presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, calificó la situación actual derivada de la pandemia de Covid-19 como "una crisis sin precedentes en la historia reciente, la peor recesión mundial desde la Gran Depresión de los años 30 del siglo pasado".

"En parte, por ese carácter inédito, existe una enorme incertidumbre sobre la duración y profundidad de la pandemia, de las medidas de contención sanitaria y de sus implicaciones macroeconómicas. Esa incertidumbre se ha manifestado en una enorme volatilidad en los mercados financieros internacionales", profundizó el jerarca.

"El principal componente que explica la recesión del año 2020 para nuestro país es la caída en las exportaciones, que es apenas parcialmente compensada por una caída en las importaciones", detalló Cubero.

Los mercados se contrajeron por cierre de fronteras, Costa Rica exporta muchos productos que no son considerados indispensables y restringió completamente el turismo internacional, un rubro clave de su economía.

Al interior del país, la desaceleración de la economía producto de las restricciones sanitarias disparó el desempleo y el subempleo, con consecuencias directas en rubros tales como: la capacidad de consumo de los hogares, la recaudación fiscal y las cotizaciones de las que se nutre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Se espera por primera vez en 38 años una caída en el consumo de los hogares, que contribuirá negativamente en el PIB de este año en alrededor de 0.6% del total.

Lea también: 135 conductores fueron multados por restricción vehicular la madrugada de este sábado

Y es que el Central prevé una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,6% este año.

Lógicamente, la inflación se mantendría baja en los próximos dos años; incluso ligeramente por debajo del rango meta (del 2 al 4%), debido a la baja demada y la consecuente sobreoferta de algunos productos.

Sobre cifras fiscales, no quiso profundizar. "Van a ser compartidas por el señor ministro de Hacienda la semana que viene".

Empero, la agencia calificadora de riesgo Moody’s y Standard & Poor’s prevé que el déficit fiscal llegue a representar un 8,1% del PIB, y la deuda pública un 66% del PIB al finalizar el año 2020.

Dicho dato supera el 5,3% que proyectó el Banco Central de Costa Rica (BCCR) en su Programa Macroeconómico 2020-2021, antes del impacto de la pandemia.

Cubero enumeró algunas de las medidas tomadas para asegurar los recursos necesarios para la atención de la emergencia sanitaria, mitigar su impacto en el flujo de caja de los hogares y las empresas, y proteger el empleo:

Lea también: Más de 500 mil personas ya fueron notificadas del Bono Proteger

- Moratoria para el pago de impuestos.

- Flexibilización de jornadas laborales.

- Facilitación de acuerdos con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para el pago de cuotas obreropatronales

- Acuerdos con el Instituto Nacional de Seguros (INS) para el seguro de riesgos del trabajo.

- Bono Proteger: programa de transferencias para apoyar los trabajadores
asalariados e independientes afectados por la crisis.

- Medidas fiscales compensatorias para reducir impacto fiscal (reducción de
gastos, medidas temporales para aumentar ingresos).

Estas acciones de juntan con otras de carácter técnico relacionadas con políticas monetarias y financieras.

Cubero espera que se dé una recuperación parcial de un 2,3% en el año 2021.

"Se prevé en 2021 recuperación generalizada, incluso por encima de la proyección macroeconómica de enero de este año (...) Lo que sí esperamos es que el hueco de financiamiento externo sea compensado por ingresos de recursos de organismos multilaterales al Gobierno Central, para mitigar los efectos sobre el tipo de cambio", finalizó el presidente del Banco Central.