Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Alcalde y vicealcaldesa de Escazú en pugna legal y electoral

Tanto el actual alcalde de Escazú, Arnoldo Barahona, como la vicealcaldesa, Luisiana Toledo, buscan hacerse con la alcaldía el próximo año.

Toledo lo hará con su actual partido Junta Progresista Escazuceña, mientras Barahona, quien abandonó esa agrupación en abril, lo hará con el Partido Nueva Generación.

A la lucha electoral, se le suman dos recursos legales interpuestos por Toledo contra el alcalde: Un recurso de amparo electoral y una denuncia por beligerancia política, según confirmó el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

En mayo, un mes después de separarse del partido, el alcalde le retiró a Toledo sus funciones administrativas y por eso ella entabló el recurso de amparo, narró la vicealcaldesa.

 

La denuncia de beligerancia política, por el otro lado, se debe los señalamientos de Toledo hacia tres funcionarios municipales que, supuestamente, estaban colocando vallas del PNG aunque la campaña electoral aún no empieza.

La vicealcaldesa explicó que sigue trabajando con normalidad mientras espera las resoluciones del TSE.

 

El alcalde manifestó que estos recursos tienen la única finalidad de afectarlo políticamente y perjudicar su campaña. Barahona cree que su gestión ha sido muy positiva y que estos recursos son infundados.

El alcalde expresó que estas acciones son persecución política y que él siempre ha actuado apegado a la ley.

 

Actualmente, la denuncia de beligerancia está en la expectativa de audiencia, mientras el recurso de amparo todavía no ha entrado en valoración por parte de las autoridades.

Barahona y Toledo acumulan dos periodos consecutivos como alcalde y vicealcaldesa de Escazú.