Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Regidores de Cartago remiten a la administración caso de salario de Alcalde

Los regidores acordaron este martes enviar el asunto a la administración municipal y adjuntan el documento que la Contraloría dirigió al Concejo Municipal y a las vicealcaldías en el cual se previene de la "improcedencia" de pagar el salario a funcionarios suspendidos por una causa penal que les impida ejercer sus labores.

Lea también: Contraloría previene a Municipalidades sobre “improcedencia” de pago a funcionarios suspendidos

El Concejo Municipal solicitará además que durante ocho meses se mantenga en reserva el monto del salario del alcalde Mario Redondo en caso de que, por eventuales decisiones judiciales, corresponda pagarle los montos que dejaría de recibir debido a su suspensión del cargo.

Redondo es uno de los seis alcaldes investigados en el caso Diamante, en el cual la Fiscalía les atribuye beneficiar principalmente a la empresa MECO con contratos de obras cantonales a cambio de supuestos favores o dádivas.

La discusión giró en torno a una moción presentada por la regidora Andrea Guzmán Castillo, en cuyo por tanto se solicitaba suspender el pago del sueldo al jerarca municipal, a partir del 19 de noviembre, dado a que no puede ejercer sus funciones. 

En el debate, el regidor Alfonso Víquez Sánchez argumentó que, con base en el documento de la Contraloría General de la República (CGR), quedaba claro que no procedía pagar el salario al alcalde debido a que fue suspendido del cargo por seis meses como una medida cautelar.

Víquez recomendó que se le indique a la administración que proceda con base en el criterio emitido por la CGR. 

Algunos miembros del Concejo externaron sus dudas con respecto a cuál dependencia debía tomar la decisión de suspender o no el salario del alcalde. Además, manifestaron inquietudes en cuanto a las eventuales responsabilidades en caso de que se suspenda el pago y que posteriormente Redondo saliera bien librado del proceso penal. 

Ante esa situación, el regidor Jonathan Arce Moya, propuso que la Municipalidad guardara el dinero en caso de que un reclamo posterior obligue al Gobierno local a pagar los esos salarios. Esa opción fue acogida por otros miembros del Concejo.

Arce también fue del criterio que no se debe pagar el salario a Mario Redondo debido a las circunstancias legales que le imposibilitan trabajar. 

El presidente del Concejo Municipal, Marco Arias coincidió en que el asunto debía trasladarse a la administración. Posteriormente sometió a votación y la decisión se aprobó de forma unánime.