Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Armas en desuso por parte de las empresas debe ir al Arsenal Nacional

La Comisión de Seguridad y Narcotráfico de la Asamblea Legislativa aprobó una moción para que toda empresa de seguridad que por cualquier motivo cese sus funciones envíe sus armas de fuego, municiones, cargadores y otros componentes al Arsenal Nacional.

El Arsenal Nacional custodiará el material por seis meses, plazo que tendrá el representante de la empresa para regular la situación jurídica de las armas de fuego.

Las armas pueden ser traspasadas o vendidas a un tercero, pero si no se resuelve la situación, el Director General de Armamento ordenará su destrucción.

Los responsables de las empresas que no cumplan la obligación de entregar las armas al Arsenal Nacional, se exponen a una pena de prisión de 1 a 3 años.

En los últimos años, 285 empresas de seguridad dejaron de funcionar. Tenían registradas 5 270 armas, que en este momento nadie sabe dónde están, porque no hay sanción que las obligue a informar sobre su destino.