Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Proyecto de ley busca restablecer el monto de las multas y eliminar de retiro de placas por restricción vehicular

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana, Pablo Heriberto Abarca, presentó el proyecto “Ley para el Equilibrio de las Multas por Restricción Vehicular en Casos de Emergencia Nacional" con el que busca modificar cuatro puntos específicos de la ley actual sobre la restricción vehicular sanitaria. Este fue apoyado por 28 diputados de varias fracciones legislativas.

El diputado expuso que, si bien en un principio estuvo a favor de la modificación que se hizo para la restricción vehicular en casos de emergencia nacional, los resultados que ha tenido no son los que esperaba.

“El proyecto tiene cuatro objetivos primordiales. El primero es volver al monto que tenía esa restricción antes de abril. Ciertamente yo apoyé en ese momento con el espíritu de que fuera transitoria y de fácil aplicación y que tuviera efectos importantes en el combate contra la pandemia en la reducción de números de casos, pero bueno eso no ha sucedido. Ha generado injusticias y también ha sido muy complicada su aplicación.”, manifestó el diputado.

“En segundo término, eliminar que se le bajen las placas a la gente. Eliminar también los puntos y acomodar de manera real y efectiva el destino de los recursos que se generen. Dado que ha habido observaciones técnicas que el texto no estaba como correspondía o como debía y está generando problemas para hacer los traslados respectivos. Así que, con el objetivo de ser racional algo que ciertamente se aprobó en su momento, pero que en la práctica ha resultado que no dio los resultados que esperábamos pues presentamos el proyecto de ley”, agregó.

De aprobarse esta modificación, el monto de la multa pasaría de ¢110 mil a ¢23 mil, los conductores no perderían puntos en la licencia, ni bajarían las placas por dicha falta. Además, tendría claro la manera en que se utilizarán los fondos recaudados.

Para el diputado la ley como está actualmente ha generado efectos negativos tanto para la ciudadanía que ha visto menoscabada su libertad de tránsito, que se ha visto afectada en lo económico, y que ha debido someterse al engorroso trámite que implica la devolución de placas por parte del COSEVI.

“Es necesario recalcar que la restricción vehicular sanitaria tiene como objetivo limitar por un periodo determinado la circulación de ciertos vehículos en horarios definidos, y el incumplimiento conlleva la multa correspondiente y el eventual retiro de las placas, no obstante, lo que se creía sería una medida temporal, se ha extendido por más tiempo del que se proyectaba, y ha sido aplicada de forma más severa, de forma tal que se ha venido restringiendo el derecho de circulación por plazos desproporcionales y arbitrarios, sin que medien datos técnicos y/o científicos que demuestren la efectividad de la medida en la lucha contra la pandemia del COVID 19, así como tampoco se ha demostrado la necesidad de la medida de restricción vehicular; y sin existir claridad en el efecto de la medida en la movilización de las personas”, se lee en el texto del proyecto.

Abarca, además, señaló que según los números del CONAVI se han presentado un total de 8.597 impugnaciones, y para el retiro de placas de vehículo un total de 7.791, lo cual para él deja ver que la restricción se sigue irrespetando sin importar la multa que se genere. Segundo, que aumento en el volumen de las impugnaciones conlleva destinar una mayor cantidad de recursos públicos para su tramitación.