Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

AyA llevará aguas residuales del este y sur de San José a planta de tratamiento Los Tajos

Un proyecto del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) conducirá las aguas residuales de 82.800 personas del este y sur de San José (Curridabat, Zapote, Desamparados y Alajuelita) a la planta de tratamiento Los Tajos, en La Uruca.

Para estas obras, se emplea la tecnología de microtuneleo para instalar tubería sanitaria de cerca de medio metro de diámetro a profundidades de entre 5 y 14 metros, sin dañar el asfalto.

“Estamos utilizando las tecnologías más avanzadas para desarrollar este proyecto del alcantarillado sanitario de San José, que es estratégico para el país y aporta a la recuperación económica. En esta obra invertimos $600 millones para el beneficio de 1.070.000 personas de 11 cantones; el resultado será una mejora en la salud pública y el medio ambiente, dijo Yamileth Astorga, Presidenta Ejecutiva del AyA.

El microtuneleo permite la colocación de tubería con menor afectación vehicular, menor producción de polvo, áreas de obras más puntuales y un menor tiempo de ejecución.

Este jueves 14 de mayo dieron inicio los trabajos de instalación de 1 kilómetro de tubería de alcantarillado sanitario con microtuneleo en la Ruta 215, entre Zapote y Curridabat.

Los trabajos implican mantener un único carril habilitado por sentido con cierres parciales por sectores, según avance la construcción. Las obras se mantendrán hasta febrero del 2021.

La intervención inicia en las cercanías de la escuela José María Zeledón, sobre la Ruta 215 Curridabat-Zapote, pasarán frente al Registro Nacional, seguirán hasta la Universidad Escuela Libre de Derecho y luego llegarán diagonal al Campo Ferial en Zapote.

De ahí las obras seguirán hacia el oeste, donde se cruzará la Circunvalación con microtuneleo a la altura de la tienda Shoppers, de manera que no se dará ninguna afectación al tránsito ni al asfaltado de esta vía. La construcción termina en las cercanías del Centro Comercial del Sur.

Los trabajos se deben realizar en esta carretera de alto tráfico debido a que la tubería de aguas residuales existente en la zona, el colector María Aguilar, se encuentra en terrenos a los márgenes del río que han sido invadidos.