Según estudio de la UNA: Gestión política de la pandemia no convence a costarricenses

La gestión política de la pandemia Covid, por parte de las autoridades oficiales del Gobierno Central y las municipalidades, recibe una baja calificación en promedio, de acuerdo a una reciente encuesta de la Universidad Nacional. 

El estudio se titula “Percepción sobre aspectos de la coyuntura y las culturas políticas en Costa Rica: Emergencia Nacional COVID-19”, del Instituto de Estudios Sociales en Población, Idespo de la UNA, elaborado por teléfono entre setiembre y octubre 2020, a 800 personas mayores de edad.

El investigador, Jose Andrés Diaz detalla que la calificación de los entrevistados a los responsables políticos nacionales y cantonales NO supera el siete en una escala de uno a 10, aunque algunas municipalidades están mejor posicionadas que otras.

Para el investigador Diaz, las respuestas de las personas muestran una percepción tibia de las decisiones políticas tomadas por las autoridades en el contexto de la pandemia Covid,  pues no están ni satisfechas ni insatisfechas. 

También, el análisis de la Universidad Nacional evaluó aspectos económicos relacionados a la coyuntura.

Aquí sí, la insatisfacción por el golpe económico que la Covid ha dado a las familias supera el 55 por ciento, principalmente motivada por las situaciones de suspensión laboral o reducción de jornada, despidos, caída en cartera de clientes, y cierres comerciales temporales. 

Para enfrentar el problema, la mayoría tuvo que hacer cambios en su estilo de vida, en aspectos como alimentación, recreación, vestuario, transporte, salud y vivienda.

La investigadora, Laura Solís amplía que muchos han tenido que posponer el pago de créditos, principalmente de aquellos asociados a tarjetas. 

La investigación determinó que 17 por ciento de las personas, ahora usan la tarjeta de crédito para comprar alimentos básicos, por lo que la morosidad en el pago podría crecer.

Además, la mayoría de encuestados cree que la situación puede empeorar.

Finalmente, en cuanto a los aspectos sanitarios de la encuesta liderada por Idespo, se observa que la Covid es considerada como de riesgo alto, que el apoyo a las medidas de contención también tiene niveles elevados y que incluso hay personas que apoyan las multas a quienes incumplan.

Sin embargo, el investigador Jose Andrés Diaz explica que hay un porcentaje que no se adapta. 

Un 89 por ciento evita tocar objetos y superficies en lugares públicos, 93 por ciento sale de la casa solo cuando es necesario y 20 por ciento hace teletrabajo. 

Quienes salen de su casa, manifiestan como principales motivos las compras en el supermercado o farmacia, la necesidad de ir al cajero automático, al trabajo, a citas médicas, y en menor medida, comer en restaurantes, hacer turismo y buscar empleo.

Un 14 por ciento de la población admite que se reúne con familiares y amigos fuera de su burbuja.