CCSS aumentaría 287 camas UCI y 1.058 de cuidados moderados.

El aumento constante de casos positivos por COVID-19 y de hospitalizaciones causó que la Caja Costarricense de Seguro Social evaluara y lograra un aumento de disponibilidad de camas para atender pacientes positivos. Como parte de esto es que el Hospital San Vicente de Paúl  se usará como centro dual.

El doctor Mario Ruíz, Gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social, señaló que entre los directores de hospitales y autoridades de la CCSS lograron aumentar la capacidad hospitalaria, pero aseguró que espera no sea necesario usar más camas.

“Hemos llegado a la conclusión de que vamos a poder ampliar nuestra capacidad de cuidados intensivos hasta 287 camas y nuestra capacidad de cuidados moderados hasta 1.058 camas, pero esto va a implicar que si se tuvieran que usar todas estas camas la estrategia que hemos planteado desde un inicio de proteger a los hospitales regionales y periféricos ya tendría que cambiar y estos tendrían que ser parte de los centros que van a albergar pacientes COVID. No queremos llegar a ese punto y ojalá estas camas no tengamos que usarlas”, afirmó.

En ese aumento es que desde este lunes el Hospital San Vicente de Paúl atenderá pacientes COVID-19.

“Hoy ya se empezó a usar el hospital de Heredia como un hospital dual. El hospital de Heredia va a atender pacientes con COVID y pacientes sin COVID que tengan otras enfermedades”, manifestó Ruíz.

“El hospital de Heredia acondicionó todo el tercer piso para atender pacientes COVID, son 14 camas de cuidados intensivos y 36 camas para pacientes intermedios”, agregó.

El médico explicó que esto va de la mano con el perfil epidemiológico de la provincia de Heredia que es la cuarta con más casos positivos por COVID-19, lo mismo que su cantón central e indicó cómo funcionara este centro ahora.

“Esto implica cambios a lo interno del hospital, los pacientes de cirugía se van a pasar al cuarto piso, los de ginecología se van a reforzar en el segundo piso e implica un compromiso más fuerte de trabajar en red”, mencionó.

Ruiz detalló cuántas camas y cuáles centros aumentaran su capacidad para lograr las 287 camas extra.

“El Hospital San Juan de Dios va a lograr instalar 24 camas más de cuidados intensivos. El Hospital México también va a logar instalar 24 camas. El CEACO ya está usando 16 camas como Cuidados intensivos, aquí no es un aumento en la capacidad sino en la complejidad, y el Calderón Guardia ya está utilizando el piso 6 con pacientes, el siete ya está habilitado, pero aún no se está utilizando”, informó.

“Además, estamos analizando muy fuertemente utilizar el tercer piso del Hospital Calderón Guardia para pacientes ginecológicas u obstétricas, pacientes embarazadas, que tengan COVID, para fortalecer la red. Ahí hay más o menos 30 camas… El cuarto y quinto lo estaríamos habilitando para pacientes moderados eso nos daría unas 70 camas. Ahí es donde llegaríamos a las 287 camas de cuidados intensivos y si utilizamos todos los hospitales regionales y periféricos a las 1.058, sino usamos regionales ni periféricos serían 643 camas”, añadió.

Ruíz reitero en que la lucha inicia desde las comunidades, desde los ciudadanos y no en los hospitales.

“Esto no se resuelve en los hospitales, el hospital es el último eslabón de una cadena de contagios. Lo ideal sería que las personas no se enfermen en la comunidad, para eso también estamos fortaleciendo el primer nivel de atención que son los Ebais. Estamos elaborando un programa de fortalecimiento de todo lo que tiene que ver con la atención primaria, la educación y sensibilización en cuanto a las medidas de protección”, concluyó.