Autoridades actualizan alertas en tres cantones y distritos

La actualización de las alertas regirá a partir de este miércoles 5 de agosto y solo se presentan bajas de alerta naranja a alerta amarilla.

Sigifredo Pérez, Jefe de Operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias, confirmó que los cantones de Mora, en San José; Poás en Alajuela y San Rafaél en Heredia pasan a alerta amarilla.

Además los distritos Frailes y San Cristóbal en Desamparados, San José y Sarapiquí de Alajuela también pasan a alerta amarilla.

De esta forma los siguientes cantones se mantienen en alerta naranja, lo que quiere decir que a partir del 10 agosto entrarán en fase de cierre.

“Es importante mencionar que de acuerdo al aumento de casos que se ha dado en la última semana se tiene una atención especial a los cantones de Pococí y central de Limón dado que este aumento de casos ha implicado una mayor activación de parte de las instituciones del sistema nacional”, mencionó Pérez.

“Hacemos un llamado de atención muy partícular para estos dos cantones dado que si la tendencia de aumento de casos se mantiene tendríamos que considerarlo para elevarlo a un estado de alerta naranja posteriormente”, agregó.

El Jefe de Operaciones de la CNE, también señaló que hay una actualización en las alertas tempranas por síntomas de virus respiratorios.

“Al día de hoy tenemos 71 distritos en alerta temprano por presencia de estos síntomas… esta semana se han sumado 39 distritos con riesgo a subir la alerta naranja por virus respiratorios”, manifestó.

“La buena noticia de esto es que 19 de los distritos que estaban la semana anterior salen de esta alerta temprana”, añadió.

Pérez además indicó que en conjunto con los Comités Municipales de Emergencias (CME), trabajarán en una estrategia para el manejo de información hacia las comunidades, y que tengan un abordaje de la seguridad alimentaria y una propuesta de apoyo psicosocial en el marco de la emergencia.

Asimismo aseveró que esto lo harán desde la perspectiva multiamenaza, principalmente por el periodo lluvioso presente en nuestro territorio nacional, el cual motiva a que el manejo se realice de forma integral para atender las posibles emergencias por inundaciones, así como la atención de la emergencia sanitaria por el COVID-19.