Protegernos, protegernos y protegernos; las tres cosas que se deben hacer para salir adelante

Esa fue la solicitud del ministro de Salud, Daniel Salas, que recalcó que este llamado lo hace siempre, pero que es lo más sencillo e importante que debe seguir la población.

El lavado de manos, el quedarse en casa, el distanciamiento y el uso de mascarillas es vital y para el jerarca es ahí donde todos aportan para ganar la guerra contra la pandemia.

“En este momento tenemos que enfocarnos en lo de siempre, de verdad que aquí hay tres cosas que podemos hacer para salir adelante de esto y ocupo la ayuda de todos y todas: protegernos, protegernos y protegernos”, manifestó Salas.

“Esa es la única forma y eso es lávense las manos, no salgan a lugares públicos sino tienen que hacerlo, especialmente los que tienen factores de riesgo, guarden la distancia, usen las mascarillas. Es lo de siempre, pero lo de siempre es lo más importante y es lo más sencillo. No son las pruebas, no es la capacidad hospitalaria ampliada. Ahí no podemos pelear esta guerra, no es en los servicios de salud. Es a nivel de la prevención que podemos estar aplicando todos los días, es ahí donde podemos ganarle al COVID-19”, agregó.

El jerarca reiteró que con el compromiso de los empresarios, de los empleadores y de toda la población sí se va a poder salir triunfantes del virus.

“Es un llamado porque yo quiero que salgamos lo mejor posible como costarricenses, como habitantes de este país, quiero que no haya tanta repercusión negativa desde el punto de vista sanitario, porque al final lo económico y lo social está en medio de esto. En realidad sí es una solicitud que he mantenido desde el primer día y que no deja de ser válida. Todas esas medidas si las aplicamos de forma rigurosa, si tenemos ese compromiso de los administradores, de los dueños de los locales, podemos logarlo, sí se puede”, aseveró.

Salas añadió que en general la población ha hecho caso y eso le enorgullece, pero que falta más compromiso de los que han estado haciendo caso omiso.

“Yo me siento muy orgulloso porque sé que la mayoría de la población, a pesar de los números que tenemos hoy, ha estado al pie del cañón cumpliendo las medidas. Que hay algunos mal portados, eso ocurre hasta en las mejores familias siempre. Ocupamos que hasta esos que no se portan tan bien, entiendan que esto pueda llevar a ese colapso”, afirmó.

“Llegar a esa decisión de decirle a alguien: ‘usted tiene oportunidad de seguir eventualmente con su vida y usted simplemente muérase’; así, decirlo así de esa forma es demasiado duro y eso es lo que han vivido otros países y lo están viviendo otros países”, concluyó.

El jerarca enfatizó que es en el quehacer diario que se gana la batalla y no es desde los hospitales o centros de salud.