Costa Rica ha tratado con plasma a 4 pacientes con COVID-19


El personal médico de Costa Rica ha tratado con plasma de personas recuperadas a cuatro pacientes que han sido hospitalizados por COVID-19, como parte de los tratamientos alternativos que se están desarrollando en el país, informaron este miércoles las autoridades.

"Son cuatro pacientes y todavía es temprano para analizar estadísticas sobre la eficacia del tratamiento, pero las señales han sido en general muy positivas", declaró el presidente de la estatal Caja Costarricense del Seguro Social, Román Macaya.

Este tratamiento, que se aplica en los hospitales públicos del país, consiste en dos dosis de plasma de 200 mililitros cada una. El plasma de la sangre contiene los anticuerpos que desarrollaron las personas contra el virus.

La primera paciente es una mujer de 37 años que está a punto de ser dada de alta a poco más de una semana de haber recibido las dosis de plasma.

Ella ya tiene una prueba negativa de COVID-19 y está a la espera de que se le dé el resultado de la segunda muestra, que de ser también negativa, podrá ser dada de alta y considerada como recuperada.

Los otros tres pacientes que han recibido plasma son hombres de 20, 55 y 64 años de edad, quienes se encuentran hospitalizados.

Macaya explicó que a estas personas se les dio el tratamiento entre el 30 de mayo y el 1 de junio, y que dos de ellos han evolucionado muy bien, mientras que el otro permanece en condición delicada.

Las autoridades reiteraron el llamado para que los pacientes recuperados se acerquen al Banco Nacional de Sangre o a los hospitales autorizados, y donen sangre voluntariamente para poder ayudar a las personas que luchan contra la enfermedad.

Hasta el momento, se contabilizan 56 donantes de plasma convaleciente y se han recolectado 84 bolsas de 200 mililitros.

Los donantes deben cumplir una serie de requisitos como haber transcurrido al menos 14 días luego de la recuperación y estar completamente libres de síntomas.

Este es uno de los tratamientos alternativos que está desarrollando Costa Rica con plasma convaleciente.

El otro es un suero desarrollado por el estatal Instituto Clodomiro Picado de la estatal Universidad de Costa Rica mediante una técnica similar a la que utiliza para crear antídotos de veneno de serpientes, su especialidad.

Para crear lotes de este suero el Instituto ha informado que necesitan más donantes de sangre.

La tercera investigación, que también está a cargo del instituto, es inyectar en caballos proteínas del coronavirus con el fin de que generen anticuerpos que puedan servir para el tratamiento de humanos.

Esta técnica aún está e investigación y conlleva un proceso más lento. EFE

Lea también: Cámara de Restaurantes optimista de que protocolo provocará mayor apertura del sector