15 de los 21 casos nuevos de este lunes ya estaban catalogados como sospechosos

El Ministro de Salud, Daniel Salas, explicó que la mayor parte de los casos confirmados de COVID-19 este lunes, ya se habían catalogado como sospechosos tras el seguimiento que da el país cada vez que se detecta un caso positivo.

“Estamos llevando adelante esta ardua misión, porque sí es ardua evitar que Costa Rica tenga un colapso de los sistemas de salud. Yo sé que como mucha gente no lo ha visto no lo percibe como una amenaza real, pero sí es real”, aseguró Salas.

El jerarca de salud manifestó que cuando se hace el estudio de contactos cercanos a un caso positivo se le da una orden sanitaria de confinamiento y precisamente así se encontraban 15 de las personas que ya se confirmaron positivas con el virus.

“De los 21 casos nuevos que tuvimos hoy, tenemos 15 que ya estaban previamente identificados como contactos cercanos y tenían orden sanitaria de confinamiento. Justamente eso ha sido uno de los éxitos de la estrategia o del seguimiento que le ha dado Costa Rica a la evolución de la pandemia en el sentido que hemos logrado identificar los contactos cercanos en la mayoría de los casos de una forma oportuna”, afirmó.

Sin embargo, Salas aseveró que la población debe reaccionar para que ese análisis o estudio se pueda seguir realizando.

“Si hay descuido, si la población no reacciona, no seguimos reaccionando tenemos un riesgo de que dejemos de lado esa capacidad de detectar  oportunamente los casos y llegue el momento donde hayan muchos casos y ya no tengan esa orden sanitaria, ya no van a estar en confinamiento previo”, explicó el ministro.

“Los casos justamente tenían una orden sanitaria por medio de qué vigilancia surgieron esos casos, las fechas de síntomas y la detención qué tanto ha pasado todo eso son datos que al final nos ayudan a construir obviamente el impacto que podemos tener en alzada o aceleración en los servicios de salud  a nivel de internamiento”, agregó.

El jerarca señaló que el virus que está en el país es el mismo que está en otros y que Costa Rica no está alejada a las consecuencias que han tenido en otros lugares por no respetar las medidas.

“Siempre ponemos como ejemplo lo que ha pasado en España, Francia, Estados Unidos, es un virus que es el mismo, no es un  virus diferente. Es un virus que logra postrar los servicios de salud, logra que las sociedades se cierren y la economía se paralice. Aquí estamos todos y todas haciendo lo posible para que Costa Rica geste un acto muy difícil de gestar, pero que lo hemos ido logrando, pero no podemos confiarnos. No podemos pensar que como el virus no hay golpeado fuertemente en nuestro país este asunto ya está superado, para nada”, mencionó.

“Hay un nivel en donde nosotros podemos tomar medidas, en donde todavía la capacidad de moldear el futuro de  lo que está ocurriendo en Costa Rica con el COVID-19 lo tenemos, pero llega un momento donde esa capacidad de moldear, de hacer que las cosas sean diferentes ya la perdemos y por eso es que tenemos que cuidar tanto lo que hemos logrado”, concluyó el ministro.