Ticos que están en Brasil llegarán a Costa Rica el próximo lunes

Forman parte de los costarricenses que regresan al país en los vuelos gestionados por el Gobierno.

César David Herrera es un costarricense que tiene nueve meses de vivir en Sao Paulo, Brasil. El chef de profesión relató a Noticias Columbia que tuvo que cancelar el vuelo comercial que lo traería de regreso y, tras renunciar a su trabajo antes de la pandemia, debió quedarse en el país sudamericano a la espera de ayuda de la embajada para conseguir el regreso al país.

“Como estoy sin trabajo, el dinero es un poco escaso. Me queda dinero casi que para aguantar este mes”, relató Herrera, la semana anterior.

Hoy, Noticias Columbia volvió a conversar con el tico, quien destacó el respaldo brindado por la Embajada de Costa Rica en Brasil.

“Gracias a la Embajada que hicieron los trámites para gestionar el vuelo con una agencia de viajes. Fue un proceso de un mes de espera”, indicó el generaleño.

Aunque, mencionó que el nuevo tiquete aéreo salió más caro en comparación al que había pagado anteriormente para el vuelo que se tuvo que cancelar.

“Nos costó 1250 dólares. Salió bastante más caro. El vuelo en el que yo iba a regresar a Costa Rica -antes que pasara todo resto- me costó 500 dólares”, señaló Herrera.

Tico varado en Brasil: “Me queda dinero casi que para aguantar este mes”

El costarricense de 29 años de edad comentó cuáles serán parte de las condiciones que tendrá el vuelo de regreso a Costa Rica, que saldrá durante la noche del domingo de Sao Paulo, hará escala en Panamá y llegará a Costa Rica la mañana del lunes.

“Nos van a sentar separados. En ese vuelo lo único que nos van a dar es agua y galletas. Nos dejaron llevar comida”, afirmó Herrera, quien será uno de los 40 ticos que estarán en el vuelo.

Herrera está listo para dos sentimientos en particular, regresar a Costa Rica, pero, sin convivir con su familia, debido a que deberá cumplir con la cuarentena.

“La familia y los amigos es lo que más extraño. Va a ser complicado porque llegaré allá y no podré ver a mi familia. Mis papás, que son personas mayores, se van a ir a otro lado y yo me voy a quedar en la casa haciendo la cuarentena”, comentó.