Porteños sufren repentina caída de los precios del pescado y mariscos

Wálter Rodríguez Cano invirtió ₡5 millones de colones en el "alisto" de su barco y con los precios a los que consiguió colocar su pescado solo recuperó poco más de ₡4 millones de colones. "Tuvimos que parar, porque no da ni para los frijoles", sostuvo.

Antes del Covid-19 el cantón central de Puntarenas ya arrastraba una crisis económica, pero el cierre de restaurantes y la caída del turismo en San José, San Carlos y Guanacaste desde principios de marzo han postrado a la principal actividad del centro de la provincia: la pesca.

Algunos dueños de embarcaciones o armadores, como se les conoce en el lenguaje naviero, habían hecho "alistos" muy onerosos. Para que una embarcación salga a pescar hay que "alistarla". Eso consiste en comprar el combustible para mes y medio en alta mar, y adquirir la comida de las cinco personas que van de tripulantes para sus tiempos de desayuno, almuerzo, café y cena de todo ese mes y medio.

Hay otros gastos como agua, hielo, carnada, insumos de pesca y repuestos para llevar en el viaje. Si una embarcación es pequeña un "alisto" cuesta unos ₡5 millones, pero si el barco es más grande un "alisto" puede significar entre ₡15 y ₡ 20 millones de inversión.

El propietario de barcos para la pesca, Wálter Rodríguez Cano, mejor conocido como "Cano" en Puntarenas Centro, contó su drama a Noticias Columbia. La siguiente es una conversación que sostuvo con nuestro colaborador en Puntarenas Centro, Christian Campos.

.be">
.be

Colaboró en esta información Christian Campos Lostalo.