Uno de los casos confirmados por Covid-19 es funcionario del Hospital de Pérez Zeledón

El director médico del hospital Escalante Pradilla de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Carlos Argüello, informó que uno de los 35 casos confirmados con el COVID-19 es un funcionario que viajó recientemente a Estados Unidos.

A raíz de esto, el centro médico activó sus protocolos, luego de que se le comunicara por Inciensa la confirmación del primer caso importado por COVID-19 en Pérez Zeledón.

Argüello indicó que, en coordinación con el nivel regional y el acompañamiento técnico del nivel central de la CCSS, se procedió con la búsqueda de las personas que estuvieron en contacto con este paciente para hacerles la valoración médica.

A la persona contacto directo se le aborda como caso sospechoso, lo primero que se hace es una valoración clínica, si tiene síntomas se le toma la muestra respiratoria para examen de laboratorio y se le indica aislamiento con incapacidad, y posteriormente se realiza el levantamiento de contactos.

El centro nacional de referencia Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) confirma o descarta si la persona tiene la infección.

“El personal de salud somos la primera línea de batalla con que cuenta Pérez Zeledón, nos hemos venido capacitando e informando, pero, el primer escudo de protección en esta guerra contra el nuevo coronavirus lo tiene la población pezeteña en sus manos”, expresó Argüello .

Agregó: "Necesitamos la colaboración de la gente acatando las recomendaciones de las autoridades sanitarias de lavado de manos con agua y jabón, etiqueta de cubrirse la boca y nariz al estornudar, evitar contacto directo al saludar, no tocarse los ojos, nariz y boca y aplicar el distanciamiento social, quedarse en casa el mayor tiempo posible y sólo salir para realizar las tareas estrictamente necesarias”.

También hizo el llamado a la población que presenta síntomas de resfriado o gripe, abstenerse a visitar los pacientes hospitalizados.

De igual manera, el director médico pidió a los usuarios hacer un uso racional de los servicios de emergencias, los cuales están diseñados para la atención de pacientes que presentan una condición urgente.

“Las personas pueden asistir a las consultas externas de los Ebais y áreas de salud en caso de dolencias que no sean urgentes y así nos ayudan a desahogar los servicios de emergencias para las personas que, si los requieren”, añadió.