Casos de COVID-19 en Nicaragua aumentan un 47,3 % y muertes un 31,5 %


Los casos de COVID-19 en Nicaragua aumentaron en un 47,3 % y la cantidad de muertes en un 31,5 % durante los últimos siete días, informó este martes el Ministerio de Salud (Minsa).

En la semana del 26 de mayo pasado al 2 de junio, el número de casos de COVID-19 superó el millar, al pasar de 759 a 1.118, según el informe presentado por el secretario general del Ministerio de Salud, Carlos Sáenz, a través de medios del Gobierno.

De la misma manera el total de personas fallecidas a causa de la pandemia ascendió a 46, tras haberse registrado 11 muertos "atribuibles a COVID-19", señaló el funcionario.

Sáenz también afirmó que en estos siete días "se presentaron otros fallecimientos de personas que han estado en seguimiento” a causa de la pandemia, pero no especificó la cantidad.

Los fallecidos no cuantificados que permanecían “en seguimiento”, murieron por “tromboembolismo pulmonar, diabetes mellitus, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensivas y neumonías bacterianas”, según el responsable del Minsa.

Sáenz mencionó que “desde el inicio de la pandemia hasta el día de hoy, hemos dado seguimiento responsable y cuidadoso a 1.096 personas”, sin explicar la relación entre estos pacientes y el coronavirus SARS-coV-2, que causa el padecimiento de COVID-19.

El Ministerio de Salud también reportó que 691 nicaragüenses se han recuperado de la enfermedad.

EL PAIS PERMANECE SIN RESTRICCIONES

Actualmente el presidente Nicaragua, Daniel Ortega, quien ha dicho que la economía no se puede detener, no ha establecido restricciones para evitar la propagación de la pandemiay convoca concentraciones humanas, aunque sí ha aceptado mínimas medidas de prevención social.

El informe oficial del Minsa fue presentado un día después de que las 34 asociaciones médicas de Nicaragua llamaron a la ciudadanía a realizar una cuarentena voluntaria nacional al margen del Gobierno, para evitar más muertes a causa de la pandemia, que, según afirmaron, “amenaza con agravarse en los próximos días y semanas, con terribles y funestas consecuencias”.

Datos del independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, conformado por una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, indican que 3.725 personas se han contagiado, de las que 805 han muerto.

La estrategia de Ortega, que contradice las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido criticada por diversos sectores dentro de Nicaragua, y por organismos internacionales, incluyendo la Organización de los Estados Americanos (OEA), y la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh). EFE