Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Economista: si no se recorta el gasto público, no habrá sistema tributario que lo aguante

El gobierno busca recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) para financiar el gasto público. Pero esto requerirá de reestructuración.

El economista Juan Muñoz conversó con Noticias Columbia para aclarar dudas sobre el proyecto del Fondo que debe ser discutido en el Congreso.

“Este es el primero de los programas que van dirigidos directamente a finanzas públicas, al gobierno central. Entonces es un tema como ya lo pudimos ver constatado en las deliberaciones de la Asamblea Legislativa, que tiene que pasar por el congreso para su aprobación porque es endeudamiento del gobierno,” explicó.

Muñoz hizo la diferencia de que si fuera un programa de asistencia financiera para fortalecer las reservas monetarias internacionales, no se necesitaría ir al congreso. Sino que sería una propuesta negociada directamente con el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y ahí se verían las condiciones. Pero este no es el caso del crédito por $504 millones con el FMI.

Lea más: "Diputados dejan en firme crédito de $504 millones con el FMI"

La Ministra de Planificación, Pilar Garrido, había calificado la aprobación del crédito como "crítica" para el país porque abría "la puerta" para negociar con el FMI. Además de ayudar a cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno para el 2021.

Muñoz agrega que ahora se debe buscar un equilibrio entre la capacidad que se tiene para amortizar la deuda interna del país y una transformación estructural enfocada a reformar salarios y empleo público.

“Si bien el tema de que hay que amortizar la deuda interna, que es elevadísima, pues eso se va a llevar tal vez 5, 6, 7 años y es donde entran otros planes como, por ejemplo, vender algunos activos del estado a ver qué se rescata; o ir viendo cómo se va transformando el gasto público,” expresó.

Muñoz recomienda que, en vez de usar los nuevos fondos para amortizar deuda, preferiría extender la calendarización de pagos y que así el país tenga más tiempo para hacer las reestructuraciones que se necesiten.

“Si no le metemos la tijera al gasto publico, no habrá sistema tributario que lo aguante,” opinó.