Internacionales

Refuerzos policiales franceses llegan a Martinica para controlar disturbios

San Juan, 3 dic (EFE).- Refuerzos policiales enviados desde Francia llegaron este viernes al territorio de ultramar en el Caribe de Martinica con el objetivo de restablecer el orden después de que estallaran nuevos disturbios contra el requisito de la vacunación obligatoria para covid-19 exigido a los trabajadores del sector de la salud.

Martinica y antes la vecina isla de Guadalupe, ambas en la región caribeña, fueron escenario durante días de violentas protestas frente a las medidas sanitarias contra la covid-19 impuestas por las autoridades francesas, a lo que se sumaron posteriormente otra serie de demandas relacionadas con la malas condiciones de vida en comparación con la metrópoli.

El ministro de Asuntos de Ultramar de Francia, Sebastien Lecornu, dijo hoy en conferencia de prensa que un total de 70 gendarmes de la Policía llegaron a Martinica para despejar los bloqueos levantados en las carreteras de la isla.

«El diálogo social no es posible sin una base sólida y eso pasa por el restablecimiento de las libertades y nuestra capacidad para restablecer el orden», dijo Lecornu tras reunirse en Martinica con líderes sociales y sindicatos.

La semana pasada, París anunció que pospondría el requisito de que los trabajadores del sector público en Guadalupe y Martinica se vacunaran contra la covid-19, pero la orden no se suspendió definitivamente.

El mandato de la vacuna obligatoria avivó los agravios de larga duración sobre los niveles de vida y la relación entre las islas caribeñas y Francia.

En Guadalupe, los refuerzos policiales llegados de Francia continental han tratado de reducir los incidentes generalizados y de mantener despejadas las principales carreteras, aunque hay informes de escaramuzas por parte de manifestantes fuera de la capital.

Las autoridades locales señalan el temor a que una vez que las tropas regresen a Francia los disturbios se reanuden dado que los planes para introducir los mandatos sobre la vacuna obligatoria no se han retirado.

El ministro francés de Asuntos de Ultramar dijo que si bien las autoridades de Martinica parecen más comprometidas que sus homólogas de Guadalupe siguen estando en gran medida en contra de los mandatos que llegan de París.

En Guadalupe existe una desconfianza histórica respecto a la gestión del Gobierno francés de las crisis de salud, después de que muchas personas estuvieron expuestas a pesticidas tóxicos utilizados en las plantaciones de banana en la década de 1970.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba