Philip Morris International incursiona con un nuevo producto que busca revolucionar el consumo de tabaco

Un nuevo dispositivo busca revolucionar el consumo de tabaco sin combustión. Y con esto, 40 millones de fumadores dejarían de inhalar humo en los próximos 6 años.

Se trata del Iqos, un aparato tecnológico que calienta el trabaco en vez de quemarlo, con lo que elimina la combustión y el humo, y produce un 90% de niveles más bajos de químicos en comparación al humo del cigarrillo tradicional.

La creación es de la tabacalera dueña de Marlboro: Philip Morris International.

El producto consiste en un dispositivo recargable en el cual se le introduce una unidad de tabaco, conocida como Heets, cuya forma es similar a la de un cigarrillo, y en menos de 30 segundos se calienta y se puede consumir.

La diferencia a un cigarrillo, y al tradicional vaporizador, es abismal: su tecnología calienta, no quema.

En Noticias Columbia viajamos a Guatemala, único país de Centroamérica en el que se comercializa por el momento.

 

¿De qué se trata? ¿Cómo funciona? Escuche el siguiente reportaje especial.