Expertos vinculan la falta de atención en niños con excesivo uso de pantallas

El consumo de contenidos a través de las pantallas superior a dos horas diarias en niños menores de cinco años ha sido vinculado con un mayor riesgo de sufrir problemas de atención, según un estudio publicado este miércoles por la revista especializada Plos One.

"Encontramos que los niños que usan más de dos horas de tiempo de pantalla al día tenían significativamente más problemas de conducta entre los niños de cinco años", explicó el autor principal, Piush Mandhane, de la Universidad de Alberta, en Canadá.

Mandhane y sus colegas analizaron datos del estudio de cohorte de nacimientos "Healthy Infant Longitudinal Development" (CHILD), basado en la población canadiense, para determinar las asociaciones entre el tiempo de uso de pantallas y los resultados de comportamiento a la edad de cinco años.

Los padres informaron del tiempo total de pantalla de su hijo, incluyendo los videojuegos y dispositivos móviles, y completaron la lista de verificación de comportamiento infantil cuando el niño tenía cinco años.

El tiempo medio de uso de pantalla fue de 1,4 horas por día a los cinco años y de 1,5 horas por día a los tres años.

En comparación con los niños que usaron la pantalla menos de 30 minutos al día, el 13,7 % que la utilizó más de dos horas tenía cinco veces más probabilidades de reportar problemas de comportamiento "clínicamente significativos" y era 5,9 veces más probable que padeciera problemas de falta de atención.

Además, los menores con más de dos horas de pantalla al día tenían un riesgo 7,7 veces mayor de cumplir con los criterios para el trastorno por déficit de atención o hiperactividad.

Según los autores, los hallazgos indican que la etapa preescolar puede ser un período "crítico" para educar a los padres y las familias sobre cómo limitar el tiempo frente a la pantalla y alentar la actividad física.

"Cuanto más tiempo pasaban los niños haciendo deportes organizados, menos probabilidades tenían de exhibir problemas de comportamiento", anotaron los autores.

En sus conclusiones, los investigadores sentenciaron que los resultados de este estudio "apoyan un comienzo activo para niños que se traduzca en el tiempo de pantalla reemplazado por deportes".