Durante emotiva vigilia, el Papa invita a decir "sí" a la vida y a la familia

Ante miles de personas agrupadas en más de 100 hectáreas, el Santo Padre Francisco envió un mensaje claro sobre la defensa a la vida y el matrimonio.

 

Dentro de la vigilia, se presentaron diferentes testimonios de familias, que se opusieron al aborto o separaciones.

Tal es el caso de Ericka y Rogelio, una pareja que esperaba un bebé anembriónico, es decir, con síndrome de Down.

Familias, médicos y allegados proponen el aborto, pero ellos lo rechazaron.

Este testimonio fue ejemplo del Papa dentro de su mensaje. 

 

Luego del mensaje, se hizo oración por matrimonios, religiosos y misioneros. Entre ellos Luis, un joven costarricense. 

La vigilia tuvo una duración de poco más de 3 horas en la que también se realizó una procesión de la imagen peregrina de la Virgen de Fátima. 

El Sumo Pontífice también invitó a los jóvenes para que lo tengan en sus oraciones, para que él tampoco tenga miedo de "abrazar la vida".