Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Terremoto de 6.8 en Japón enciende la alerta de tsunami

Tokio, 18 jun (EFE).- Un terremoto de 6,8 grados en la escala de Richter sacudió hoy una amplia zona del norte de Japón y generó una alerta de tsunami en tres prefecturas, según fuentes oficiales.

De acuerdo con la Agencia Meteorológica de Japón, el movimiento sísmico tuvo una intensidad de 6 grados (rango superior) en la escala japonesa (de 7 grados) en la región de Niigata, y se sintió con fuerza en la mitad norte de Japón.

El epicentro fue situado en el mar, cerca de la costa noroccidental de Japón y frente al limite de las prefecturas de Niigata y Yamagata, con una profundidad de 10 kilómetros.

En la región de Yamagata la intensidad fue de 6 en el rango inferior de la escala japonesa, ligeramente menor que en Niigata.

Aún no se tienen informes sobre posibles víctimas o daños materiales graves.

Las autoridades dieron la señal de alerta sobre posibles tsunamis en las prefecturas de Niigata, Yamagata y Ishikawa.

En la escala sísmica japonesa, una intensidad de +6 grados implica un violento movimiento sísmico.

Según la cadena pública de televisión NHK, el centro nuclear de Kashiwazaki, en Niigata, tiene siete reactores, pero todos estaban apagados hoy.

¡Abandonen la zona!

El Gobierno de Japón pidió a los residentes en varias áreas de la zona costera del noroeste de Japón que abandonen sus viviendas y busquen refugio.

El llamamiento fue hecho por el ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga, en una primera rueda de prensa para dar a conocer de los efectos del temblor sísmico.

Suga dijo que se está revisando la información sobre posibles víctimas e informó de que las centrales nucleares de la región afectada, en las prefecturas de Niigata y Yamagata, no han dado cuenta de hechos anormales en su funcionamiento.

El ministro pidió a los habitantes de la zona que estén pendientes de los medios de comunicación por la información que pueda darse a conocer sobre los efectos del movimiento telúrico.

Se han registrado por lo menos dos réplicas en la zona con magnitudes de 3,8 y 4 en la escala de Richter.

La oficina del primer ministro, Shinzo Abe, ha creado un gabinete de crisis para dar seguimiento a los efectos del movimiento sísmico.