Policía de Nicaragua rechaza protesta contra Ortega prevista para el domingo

La Policía de Nicaragua rechazó este sábado el anuncio de una protesta para reclamar al presidente Daniel Ortega la libertad de los "presos políticos", convocada por la oposición para mañana domingo.

En una resolución emitida esta tarde, la Policía nicaragüense informó que decidió "no autorizar" la manifestación porque fue solicitada por "dos individuos no identificados", pese a lo cual la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco reiteró su convocatoria para marchar.

La Policía basó su decisión en que su ley creadora le manda a "otorgar permisos" para actividades que afecten la circulación de personas y vehículos, aunque no hizo referencia a la Constitución, que garantiza la libre expresión, movilización y reunión de personas sin necesidad de autorización.

Fuentes de la Unidad, que el jueves pasado convocó a la marcha, confirmaron a Acan-Efe que sus delegados sí presentaron sus identificaciones ante la Policía Nacional al momento de entregar el aviso de la marcha, ya que sin esto no se puede realizar ningún trámite a las autoridades, con lo cual estas no se habrían dado por aludidas.

Según la Unidad, seis de sus integrantes presentaron sus cédulas de identidad al momento de presentar la carta informativa sobre la marcha.

La Unidad ya había advertido el día de la convocatoria que no esperaban la aprobación de la Policía Nacional, dado que esta mantiene una prohibición de protestas contra Ortega desde el 30 de septiembre del año pasado, pese a las críticas porque la norma viola la Constitución de Nicaragua.

"Sabemos que (con) la represión de este Gobierno no vamos a tener las condiciones (para protestar) que nuestras leyes garantizan, pero para eso está la resistencia cívica, para desafiar al régimen, demostrarle que no tenemos miedo, que el pueblo nicaragüense quiere un cambio, y que estamos dispuestos a asumir el riesgo", dijo el miembro de la Unidad, Guillermo Incer, el día de la convocatoria.

La protesta fue llamada para exigir la liberación de los 809 "presos políticos" que se estima hay en las cárceles de Nicaragua, pero también para recordar a un manifestante de 57 años que falleció en la cárcel, al recibir un disparo de un custodio en circunstancia no claras la semana pasada.

La protesta tendrá como lema "Marcha por la libertad: Eddy Montes, ¡presente!", en honor al manifestante muerto en prisión.

La Unidad pidió a la comunidad internacional, incluyendo la Organización de los Estados Americanos (OEA), la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (Acnudh), la Unión Europea, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, "llamar inmediatamente al régimen (de Ortega) a que cese la represión".

La convocatoria a la protesta se hizo a casi un año de la "Madre de todas las marchas", la histórica manifestación el 30 de mayo, Día de las Madres local, en la que unos 16 jóvenes murieron en un ataque de las fuerzas combinadas del Gobierno, mientras caminaban junto con mujeres que habían perdido a sus hijos en agresiones similares.

La Unidad también llamó a los nicaragüenses en el exterior a que se manifiesten "desde cualquier lugar del mundo, y a toda la ciudadanía dentro del territorio nacional, a vencer el estado de terror y marchar juntos".

Desde el estallido social de abril de 2018, unas 325 personas han muerto en el marco de la crisis de Nicaragua, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). ONGs locales cuentan hasta 594, incluyendo a Montes. El Gobierno reconoce 199. 

Columbia Deportiva en las redes