Convertir los cadáveres en abono



El estado de Washington en Estados Unidos autorizó la posibilidad de que los restos humanos se conviertan en abono  parte del próximo año.

El gobernador de ese estado, Jay Inslee, firmó la norma que permite a varias empresas transformar un cuerpo en tierra fértil, mezclándolo con astillas de madera y paja.

El senador demócrata Jamie Pedersen, narró a la agencia Efe que el método “tiene sentido” sobre todo zonas muy pobladas.

Detalló que el daño ambiental se reduce pues el compost humano, después de hidrólisis alcalina, se disuelven los tejidos corporales con una mezcla de hidróxido de potasio y agua, a altas temperaturas, y reduce en 1,4 toneladas métricas de carbono por persona.

Además, al convertir a los seres humanos en tierra fértil minimiza la basura , evita la polución del agua subterránea con los fluidos del embalsamamiento y los lixiviados, previene las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, y de partículas, además de ocupar menos espacio.

DEBATE MUNDIAL

En una publicación de elpais.com se lee que en Holanda, Mónica den Boer, diputada liberal llevó al Parlamento la discusión el año pasado. Den Boer propuso la implantación del compostaje, la hidrólisis y la criomación, un método en el que se congela el cuerpo y se sumerge en nitrógeno líquido para después descongelarlo de forma que cristaliza y permite su pulverización.

Columbia Deportiva en las redes