¿Cómo golpeará a Apple la tormenta de Huawei?

En la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que tiene a Huawei en medio de la tormenta, puede caer con heridas graves iPhone, según analistas en el tema tecnológico.

Otras empresas estadounidenses, como Intel o Qualcomm, también resultan impactadas porque Estados Unidos les impide vender hardware y software a la firma china.

Las temidas consecuencias llegan ante una eventual represalia por parte de Pekín.- Huawei es la compañía que hace marca de país ara China, como lo es Apple para Estados Unidos.

Las agencias internacionales destacan que una posible acción del gobierno chino sea impidir a las compañías nacionales hacer negocios con Apple. Eso golpearía de inmediato la fabricación del iPhone que tiene proveedores con los que trabaja, en más de 200, de 43 países diferentes.

Según publica el diario español El País , una de las empresas que proporciona las baterías del iPhone es Sunwoda Electronic, con sede en Shenzhen, aunque también Samsung provee este componente. BYD Electronic, una spin off del fabricante de coches chino BYD, produce piezas para móviles y figura entre las compañías que sirven a Apple.

Y agrega otros nombres : AAC Technologies (fabricante de receptores, módulos de altavoz miniaturizados, micrófonos), Cathay Tat Ming Precision Metal Products (producción de metales), Chengdu Homin Technology (piezas de contacto de la batería, elemento de protección) o China Circuit Technology (circuitería) son otros ejemplos de empresas chinas que sirven a Apple. Los chips de la serie ‘A’ los diseña Apple, pero los produce TSMC, el mayor fabricante de semiconductores del mundo.

En cuanto al software, en Estados Unidos y Europa no se usan apenas aplicaciones chinas en el iPhone. Solo algunas son populares entre los usuarios, como la de AliExpress (del gigante chino Alibaba) o TikTok, la red social de vídeos musicales que hace furor entre los más jóvenes (perteneciente a ByteDance, una compañía china de Internet).

El software es la parte más delicadas.

Está por ver si Huawei logra construir una plataforma que permita ejecutar todas estas aplicaciones desarrolladas para Android. Hay precedentes que hacen posible este supuesto, como el sistema Sailfish OS. Lo que no podrán hacer los usuarios será usar Google Play para descargarse estas aplicaciones, porque Google sí puede impedir su funcionamiento en los dispositivos Huawei.


En el plano del hardware, los terminales de Huawei también son altamente dependientes de las importaciones estadounidenses. El fabricante chino, que diseña sus propios procesadores, afirma tener componentes almacenados para surtir sus fábricas durante los próximos meses. Pero tarde o temprano notará la ausencia de las antenas de Qualcomm y Broadcom y, sobre todo, de las memorias de Micron y Western Digital, dice la citada publicación del periódico español.

Columbia Deportiva en las redes