El Vaticano anuncia canonización de la primera santa nacida en Brasil

Río de Janeiro, 14 may (EFE).- La Iglesia brasileña celebró este martes el anuncio de que el papa Francisco autorizó la canonización de María Rita de Souza Brito Lopes Pontes, conocida como "Irma Dulce", considerada como la "Madre Teresa de Calcuta brasileña" y que será la primera mujer nacida en Brasil en ser declarada santa.

"Es una alegría inmensa la noticia de la canonización de nuestra bienaventurada Irma Dulce (Hermana Dulce en portugués) con la aprobación de un nuevo milagro reconocido por la Santa Sede", aseguró el arzobispo primado de Brasil, Murilo Krieger, en una rueda de prensa.


El decreto por el que el papa Francisco reconoce un segundo milagro atribuido a Irma Dulce, que permitirá que la beata sea consagrada como santa este mismo año, fue publicado por el Vaticano este martes.

La canonización, que el Episcopado brasileño espera que pueda producirse en octubre próximo, convertirá a la religiosa que dedicó su vida a atender a los pobres en la primera brasileña de nacimiento en llegar a los altares como santa.

Paulina del Corazón Agonizante de Jesús, conocida como la "Madre Paulina" y hasta ahora la única santa en el país con mayor número de católicos en el mundo, nació en Italia pese a haber desarrollado su obra evangélica en Brasil.

Los otros dos santos brasileños, hombres, son Antonio de Sant'Ana Galvão, nacido en Brasil y conocido como Frei Galvao, y el jesuita español José de Anchieta, uno de los fundadores de la ciudad de Sao Paulo.

"Sabemos que es un proceso largo y normalmente difícil, pero Irma Dulce, siempre muy apresurada en hacer el bien, consiguió de Dios una urgencia en el reconocimiento de este milagro para ser llevada a los altares", aseguró Krieger, arzobispo de la ciudad de Salvador, al destacar que el proceso de canonización de la brasileña es uno de los más rápidos en la historia de la Iglesia católica.

El proceso tuvo inicio en 2000, cuando la brasileña pasó a ser considerada como "sierva de Dios". En 2009 el entonces papa Benedicto XVI le concedió el título de "venerable".

En 2010 la Congregación para la Causa de los Santos reconoció la autenticidad del primer milagro atribuido a Irma Dulce y un año después la brasileña fue beatificada.

Los relatos y las pruebas del segundo de los milagros atribuidos a Irma Dulce sólo fueron enviados al Vaticano en 2014, tres años después de su beatificación.

El arzobispo de Salvador afirmó que la canonización le demuestra a los brasileños que para ser santo no es necesario realizar cosas extraordinarias sino, como lo hizo Irma Dulce, dedicarse totalmente al servicio de los más pobres.

"La canonización servirá como ejemplo y multiplicará el bien a favor de los pobres en Brasil", dijo.

Nacida el 26 de mayo de 1914 en Salvador, capital del estado de Bahía y muerta en esa misma ciudad el 13 de marzo de 1992, la religiosa de la Congregación de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios fue beatificada en mayo de 2011.

Al igual que la Madre Teresa, la Hermana Dulce entregó su vida al servicio de los necesitados y desarrolló una importante obra social en su natal Bahía, donde fundó varios hospitales de caridad y una red de apoyo social que dirigió hasta su muerte, a los 77 años.

Su legado incluye una red de hospitales y centros de salud para los más pobres que atiende a cinco millones de personas al año y el Centro Educativo Santo Antonio.

Su humanismo y sus obras de caridad llevaron al entonces presidente de Brasil, José Sarney, a postularla en 1988 al Premio Nobel de la Paz

Columbia Deportiva en las redes