¿Por qué masacraron una familia mormón en México, incluyendo 6 niños?

"Estamos aquí con nuestra prima Rhonita, a ella la calcinaron con sus hijos en una camioneta. Estamos esperando al agente del Ministerio Público para que levante un acta y podamos llevarnos los huesos".

La declaración es de Julián LeBarón en una entrevista con la BBC, horas después de que tres mujeres y 14 niños de la comunidad LeBarón fueron atacados brutalmente a tiros en en los límites de Sonora y Chihuahua, en el norte de México. 

De acuerdo con su relato y declaraciones de autoridades a los medios de comunicación mexicanos, tras el ataque a tiros ,el vehículo en el que viajaba la familia se incendió. Otros familiares llegaron en una camioneta y vieron el lugar de la tragedia y cuando corrieron a buscar auxilio también fueron atacados.

Julian narra que los niños que sobrevivieron le contaron que una de las mujeres bajó del auto con las manos en alto para explicar a los pistoleros que en ese carro sólo viajaban mujeres y niños. No la escucharon y le dispararon en el pecho.

Tres mujeres adultas, Rhonita María Miller, Christina Marie Langford Johonson y Dawna Ray Langford, murieron así como seis de sus hijos, dos de ellos con unos meses de edad.

Dos de las mujeres iban a visitar a sus parientes en Chihuahua, y otra planeaba encontrarse con su esposo en el aeropuerto de Phoenix, Arizona.

¿Cómo sobreviven los niños?

Los niños sobrevivientes caminaron kilómetros hasta encontrar auxilio. Un menor recibió un disparo en la mandíbula, una niña "tiene un pie destrozado", otra caminó con un disparo en la espalda y un bebé de unos meses de edad recibió un impacto cerca del pecho.

A una de las niñas que sobrevivió la encontraron caminando a unos 10 kilómetros del lugar donde ocurrió la matanza.

¿Cómo lo hicieron? Con varias estrategias. Algunos lograron esconderse entre la maleza. Otros caminaron por kilómetros en busca de ayuda. Unos pocos tan solo tuvieron suerte, como el bebé que fue escondido por su madre en el suelo de su camioneta Suburban ante la agresión de los tiradores.

Según el relato de una de los familiares, Kendra Miller, uno de los niños, Devin, de 13 años, fue uno de los pocos que no sufrió heridas y enseguida se hizo cargo de la situación, llegando a caminar 22,5 kilómetros de regreso a La Mora, donde queda su casa, para pedir ayuda.

"Después de presenciar cómo su madre y sus hermanos morían baleados, Devin escondió a sus otros seis hermanos entre los arbustos y los cubrió con ramas para mantenerlos a salvo mientras iba a buscar ayuda", contó Miller. "Como tardaba mucho en regresar, su hermana de 9 años dejó a los otros cinco" y se marchó a pedir auxilio.

Razones de la masacre

Julián LeBarón no sabe cuáles fueron los motivos. "Se hizo con saña y con una malicia inimaginable. ¿Qué tipo de hombres asesinan a mujeres y niños?".

Las primeras hipótesis involucran al narcotráfico. Aparentemente, los narcotraficantes confundieron los vehículos en los que se trasladaban las tres mujeres con sus seis hijos con los de una banda rival.

Aproximadamente a 18 kilómetros de distancia con dirección al Estado de Chihuahua, pero aún en territorio de Sonora, se encontró otro vehículo. Y en el interior sin vida una persona adulta del sexo femenino y dos personas menores de edad. Finalmente, a dos kilómetros de la línea divisoria entre ambos estados, se localizó un nuevo vehículo, a quince metros el cuerpo sin vida de una mujer.

¿Cómo es la comunidad mormona masacrada?

La comunidad mormona LeBarón está establecida en un poblado mexicano cerca de Galeana, en los límites de los estados norteños de Chihuahua y Sonora, fronterizos con Estados Unidos, donde hay importantes extensiones agrícolas y una fuerte presencia del narcotráfico.

Este lunes un brutal ataque a miembros de la comunidad LeBarón dejó un saldo de nueve muertos, entre ellos 6 niños. Además de que otros seis menores quedaron lesionados, una menor resultó ilesa y otra fue reportada como desaparecida y hallada horas después.

¿Quién es la familia LeBarón?

La comunidad LeBarón en México fue fundada en 1924 por Alma Dayer LeBarón en Chihuahua y está localizada en la zona noroeste del estado, 13 kilómetros al sur de la cabecera municipal, Galeana.

LeBarón era miembro de una rama fundamentalista de los mormones que se había escindido de la rama principal de la iglesia, si bien siguieron practicando muchos de sus preceptos.

En 1955, dos de los hijos de Alma LeBarón, Joel y Ervil, fundaron la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos. Dicha iglesia se dividió pues ambos hermanos se disputaban el liderazgo, y en 1972 Ervil, quien había creado una iglesia rival en Ensenada, Baja California, llamada el Cordero de Dios, mando asesinar a su hermano Joel.

Ervil LeBarón fue acusado de ordenar diversos asesinatos a integrantes de la comunidad mormona en México de miembros de su propia familia y de sus seguidores.

Actualmente, los LeBarón están ubicados en el noroeste de Chihuahua, una zona en la que se aglomeran miembros de la comunidad mormona y diferentes colonias de la comunidad menonita mexicana.

¿Cuántos LeBarón hay en la región y a qué se dedican los mormones?

Actualmente, de acuerdo con el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2010, la población total de la colonia LeBarón es de 1.051 habitantes, de los cuales 496 son hombres y 555 mujeres.

Los mormones de la zona se dedican principalmente a la producción de maíz, nueces, avena y otros cultivos, además del comercio y la ganadería.

¿Qué antecedentes de violencia ha padecido la comunidad?

En 2009, la comunidad LeBarón vivió el secuestro del joven Erick LeBarón de 17 años, por quien los secuestradores exigían un millón de dólares el cual la comunidad se negó a pagar.

Fue liberado ocho días después debido a la presión de la comunidad para su liberación.

En julio de 2009, fueron secuestrados y posteriormente asesinados Benjamín LeBarón, hermano de Erick, y Luis Widmar, otro miembro de la comunidad.

Tras esos hechos, la Policía Federal y los militares comenzaron a patrullar las calles de la comunidad de manera permanente.

A mediados de 2009, Julián LeBarón, familiar de las víctimas, se habría unido al movimiento por la paz en la región, luego del secuestro y asesinato de Benjamín.

En 2012, el hermano menor del activista Julián LeBarón fue víctima de persecución y de un intento de secuestro cuando se dirigía a la ciudad de Chihuahua.

Ese mismo año, Alex LeBarón, familiar de Julián y diputado local, confesó ante el Congreso del estado que la comunidad estaba armada "tenemos armas ilegales... las compramos en Estados Unidos, las traficamos ilegalmente, es la única manera de defenderse en este país", dijo.

Además, en 2018, la familia LeBarón tuvo confrontaciones con los campesinos comunales de la zona que protestaron por la escasez de agua en sus comunidades.

Los campesinos comunales señalaban que la comunidad LeBarón se poblaba cada vez más de árboles y los culpaban de conducir agua de otros poblados para el riego y cuidado de esas plantas.

¿Qué grupos delictivos se disputan el territorio y por qué es importante para ellos dominar esta zona?

Expertos aseguran que en esa zona se ha dado una disputa territorial entre células del Cártel del Pacífico (o de Sinaloa), el grupo delictivo Los Salazar, y el grupo criminal de la Línea, brazo armado del Cártel de Juárez.

El profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM Javier Oliva señaló a Efe que la disputa del territorio podría deberse al cultivo de amapola en la zona, pues las condiciones climáticas propician que esta planta opiácea pueda florecer.

Mientras que el profesor del Tecnológico de Monterrey y experto en seguridad Juan Carlos Montero señaló a Efe que la disputa se debe también a que los distintos grupos criminales buscan controlar la frontera entre México y Estados Unidos en esta región inhóspita. EFE

 

Columbia Deportiva en las redes