Tica tiene más de cuatro años luchando para registrar copas menstruales ante el Ministerio de Salud

Las copas menstruales que fueron incluidas en la canasta básica tributaria del Ministerio de Hacienda aún no cuentan con el registro sanitario del Ministerio de Salud.

Ligia Ávila, es una empresaria costarricense que tiene más de cuatro años de espera, trámites y papeleo para poder vender este producto en una tienda física del país.

 

Pese a que ya ha entregado toda la documentación exigida, aún no recibe el visto bueno.

 

De momento este tipo de dispositivos solo se puede conseguir a través de internet.

 

Las copas menstruales oscilan entre los 32 dólares y tienen una vida útil de entre 5 y 7 años.

Columbia Deportiva en las redes