Pese a la reforma fiscal, Moody's bajó la calificación de Costa Rica

La calificadora de riesgo, Moodys, materializó los miedos del país. Este miércoles anunció una rebaja a la calificación de los bonos soberanos de Costa Rica.

La calificadora degradó la nota del país dos escalones, al pasarla de Ba2 a B1. Esto implica que ahora la calidad de crédito del país se considera pobre.

Así lo explicó el economista Melvin Garita.

Según Moody's, la baja se debe al deterioro de la deuda de Costa Rica,  así como a los desafíos que enfrenta el país para financiarse.

La agencia calificadora dice que aun con la reforma fiscal, el déficit presupuestario del país seguirá siendo alto y estima que el impacto se sentirá hasta el año 2022.

Moody's dice  que el país cerrará el año con un déficit fiscal del 7% del producto interno bruto, y que este crecerá a 7,5% para el 2019.
  

Columbia Deportiva en las redes