La economía sigue estancada

Los economistas de la Universidad de Costa Rica estiman un crecimiento económico entre dos y tres por ciento para el segundo trimestre del año, igual a la primera parte del año.

El investigador, Rudolph Lucke analiza que el dato tiene explicación en una reducción del consumo interno.

 

El poco crédito colocado y las bajas expectativas sobre nuevas contrataciones figuran como otras razones.

Por sectores, se observa que únicamente el sector financiero registra una mejoría considerable con respecto a doce meses atrás en sus tasas de crecimiento.

El sector agrícola pasó de crecer un 3,05 en enero del año 2018, a decrecer un 1,22 en enero del presente año.

Con respecto a la demanda interna, los resultados esperados para mediados del año 2019, a pesar de ser positivos, no lograrían por sí solos reducir en forma significativa las tasas de desempleo ni de pobreza.

Incluso, se espera que de continuar el lento crecimiento, aumente la tasa de desempleo y el porcentaje de familias pobres a nivel nacional.

El consumo privado muestra una desaceleración importante al pasar de un crecimiento del 4 por ciento a diciembre de 2016, a crecer un 2,8, durante el 2017 y un 2,2, durante el pasado 2018. El consumo público crece a una tasa del 0,5 por ciento.

En relación con la tasa de interés se ubicará en un rango que va de 6 por ciento a 6,5, mostrando una tasa relativamente estable durante los últimos 12 meses.

 

Con respecto al costo de vida, los economistas estiman un crecimiento interanual de los precios para el segundo trimestre de entre 1,7 y 2,2 por ciento, cifra baja y levemente fuera del rango meta del Banco Central de entre dos y cuatro por ciento.

Una baja en el precio de las prendas de vestir, calzado, celulares y planes de telefonía, baja en los precios de las hortalizas, especialmente el tomate y el lento crecimiento de la demanda interna hacen que el dato de inflación sea históricamente bajo.

 

Con respecto a la entrada en vigencia del Impuesto de Valor Agregado IVA, en julio próximo, el impacto para el primer semestre del año es casi nulo.

 

Finalmente, el ritmo de crecimiento de las exportaciones es uno de los más altos de los últimos 15 meses.

Las exportaciones de servicios, especialmente informáticos, son las que mayor dinamismo registran, seguidas por servicios empresariales y, en menor medida, el turismo.

En el caso de las exportaciones de bienes, el mayor dinamismo se da en equipo médico y de precisión y el menor dinamismo lo tiene el sector agrícola.