Con nuevas etiquetas en las botellas buscan combatir el contrabando

A partir de este primero de febrero, todo el licor que salga del Depósito Libre de Golfito debe ir etiquetado para certificar su comercialización legal.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar explica que se trata de un código QR, verificable con una aplicación celular.

 

Por su parte, el representante de la Asociación de Productores e Importadores de Bebidas Alcohólicas, Gustavo Lizano amplía que la industria asume el costo del etiquetado.

 

La estrategia servirá para minimizar las pérdidas que el contrabando deja en el sector.

El director de la Policía de Control Fiscal, Irving Malespín explica que hay bandas dedicadas al comercio ilícito del producto.

 

Las autoridades garantizan que el marcaje será difícil de falsificar pues posee un consecutivo único generado por un algoritmo y que el diseño incorpora elemento de seguridad.

La etiqueta no podrá ser reutilizadas si se retira del envase.