Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

Cierran casi 50 mil microempresas de un año a otro

El emprendimiento familiar cae en Costa Rica. La cantidad de microempresas de este tipo se redujo casi un 14 por ciento entre 2017 y 2018.

Significa que el año pasado había 361 404 emprendimientos, casi 51 mil menos que en el 2017.

Los datos son de la Encuesta Nacional de Microempresas de los Hogares publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo.

Sobre las personas dueñas de estos negocios, de cada 100, 62 son hombres y 37 mujeres. Los hombres con edad promedio de 50 años y las mujeres 45. La mitad del grupo de mujeres corresponde a jefas de hogar.

Los emprendimientos familiares tienen un papel muy importante en la economía nacional pues generaron 600 mil puestos de trabajo en el 2018, incluyendo al propio dueño de la actividad.

En 2017 el empleo generado se estimó en 768 mil personas, lo que implica que también hubo una variación negativa en la capacidad de crear empleo de casi 22 por ciento.

Para ser catalogada como una microempresa del hogar, debe carecer de cédula jurídica, no llevar contabilidad formal o no tener un salario asignado para la persona dueña de la actividad.

Otros datos revelan que el 79,3 por ciento no poseen registros contables formales, el 94,2 no están inscritos en el Registro Nacional con cédula jurídica y el 95,6 no tienen un salario fijo asignado para el propio trabajador independiente, sea cuenta propia o patrono.

La mayor parte de las microempresas no utilizan ningún comprobante de venta, el 28,2 usan factura timbrada como comprobante; el 7,4 tienen factura no timbrada y solamente el 6,6 usa factura electrónica.

A esta actividad, se dedican siete de cada 10 personas en zona urbana y tres en zona rural.

En cuanto a los motivos para abrir un emprendimiento familiar, la mayoría de hombres vio una oportunidad y de mujeres, una necesidad.

Tratamiento de belleza, transporte, servicios de comida, confección de ropa, elaboración de productos de panadería y construcción son las microempresas más comunes.

Como dificultades para emprender y causales de cierre, la mayoría acusa problemas para acceder a préstamos, capacitaciones y tramitología complicada.