Llegada del IVA golpea la producción en comercio y construcción

La actividad agropecuaria, el comercio y la construcción presentaron en mayo del 2019 una disminución de la producción.

Lo revela el Índice Mensual de Actividad Económica, IMAE del Banco Central.

Todas las actividades económicas registraron una tasa de variación inferior a la observada en mayo de 2018, excepto los servicios financieros.

La desaceleración tiene origen en cuatro factores.

El primero es el climático que golpea a la agricultura.

El segundo es el menor número de hectáreas cultivadas y menor producción de piña, por la rebaja en los precios internacionales, debido al aumento mundial de la oferta exportable de esta fruta.

Lea también: Ministra de Hacienda reitera que Universidades Públicas deben someterse a regla fiscal

La tercera razón tiene que ver con la situación sociopolítica en Nicaragua que impactó las exportaciones de bienes de Costa Rica a ese país y al resto de Centroamérica.

Por último, la menor producción se explica en la incertidumbre generada por la entrada en vigencia de la reforma fiscal, según consultas realizadas por el Banco Central a empresarios de la industria de la construcción y el comercio.

Sin embargo, la producción creció 1,6 por ciento en el periodo enero-mayo 2019, respecto a igual lapso del 2018 y 2,1 por ciento en los últimos doce meses.

Las actividades que más contribuyeron al crecimiento en el mes de mayo fueron la manufactura, los servicios empresariales y los de enseñanza y salud.

También, es importante destacar que la caída en la actividad agropecuaria se acentuó al registrarse en mayo una contracción de 4,2 por ciento, principalmente por la menor producción de banano y piña.

La manufactura creció 2,4 por ciento, con mejores rendimientos en el régimen de zona franca. Aquí, las empresas crecieron 11,4 por ciento, principalmente por la  mayor fabricación de implementos médicos y alimenticios.

Fuera de zona franca, las empresas decrecieron 2,7 por ciento, especialmente las dedicadas a papel, hierro y plástico.

La actividad comercial cayó 0,8 por ciento producto de la menor demanda de carros y materiales de construcción.

La construcción se contrajo 14,2 por ciento, por una disminución de las edificaciones residenciales y comerciales, como consecuencia, principalmente de la incertidumbre generada por la entrada en vigencia de la reforma fiscal.

En el caso de la construcción con destino público, hubo una ejecución menor a la prevista en proyectos de infraestructura vial y de acueductos y alcantarillados.

Por su parte, los servicios en conjunto crecieron 2,9 por ciento, principalmente por el éxito de los servicios financieros que crecieron 4,1, debido a un mayor uso de tarjetas de crédito y débito.

Foto con fines ilustrativos
Columbia Deportiva en las redes