Juzgado suspende a funcionaria de la Caja sospechosa de sustraer tablets

El Juzgado Penal de Goicoechea impuso medidas cautelares por seis meses contra una funcionaria de la Caja Costarricense del Seguro Social, sospechosa sustraer equipo tecnológico valorado en 600 mil dólares, que equivale a 358 millones de colones.

La mujer, de apellido Mesén, tendrá suspensión del cargo, impedimento de salida del país, firmar una vez al mes, no podrá ingresar a las oficinas centrales de la Caja y tendrá prohibido acercarse a testigos.    

Bonilla trabajaba en el proyecto de Expediente Digital Único en Salud (Edus). Según la Fiscalía, se presume que se asoció con otra persona con el fin de engañar a personal de una empresa que ganó un concurso para proveer a la Caja de 1.998 tabletas.

Este equipo sería utilizado para el desarrollo del Edus. Aparentemente la imputada hizo creer a los proveedores que debían entregar las tabletas en una bodega en Guadalupe, argumentando que las instalaciones designadas en La Uruca no contaban con espacio.

Presuntamente, de esta forma la sospechosa logró apropiarse del equipo, sin que hasta ahora se conozca el paradero de la totalidad de los bienes pertenecientes a la CCSS.

La sospechosa fue detenida este martes durante un allanamiento a su vivienda, en Dos Cercas de Desamparados,

La Fiscalía logró decomisar evidencia relevante para el desarrollo de la investigación por el presunto delito de peculado.

Columbia Deportiva en las redes