“No pude ser un líder popular”, admite el saliente Director del Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia, Javier Vindas