Disfrute de los 98.7FM de Radio Columbia

¡Tenga cuidado! Usted podrá ir hasta a la cárcel por reenviar audios por Whatsapp sin autorización

El caso que involucra a una periodista en una polémica por un audio de Whatsapp que envió a sus amigos en contra de un portero, reabrió el debate de los alcances penales de los mensajes en redes sociales.

Consultamos a dos expertos sobre las implicaciones legales en este tipo de casos. Así que es mejor que tome nota, porque reenviar un audio que le envió un amigo, sin consentimiento, podría traerle problemas.

Comenzamos con la persona que graba el audio. Lo hace a una esfera privada, aunque se trate de un grupo de varias personas. Quien graba, es responsable de lo que dice, y se podría ver expuesto a una denuncia.

Pero la grabación es privada.

La explicación en voz de Edwald Acuña, abogado penalista.

 

El segundo implicado, sería la persona que se considere afectada. Puede acudir a una querella por delito de acción privada.

 

Pero hay un tercero: quien reenvía el audio y lo saca del grupo privado de Whatsapp. Este puede llevar la peor parte, porque puede ser denunciado por el delito de Divulgación de Comunicaciones, que se castiga hasta con 3 años de prisión.

 

En todos estos casos, hay que tener en cuenta otro aspecto. Si una persona graba un audio en contra de su patrono, ¿éste lo puede despedir sin responsabilidad patronal?

Esto responde Eric Briones, especialista en derecho laboral.

 

En cualquiera de los casos, el audio que envíe una persona a un grupo es privado.

Si sale del grupo, se expone a ser denunciado por difamación, injuria o calumnia. Y la persona que saca el audio del grupo, podría verse involucrado en una denuncia penal.