Tico en Chicago: “Hasta respirar dolía”

Dos costarricenses que viven en Chicago, Illinois, conversaron este jueves con Noticias Columbia acerca de cómo están lidiando con la ola de frío que afecta a zonas del medio oeste de los Estados Unidos y que ha provocado temperaturas de hasta 30 grados bajo cero.

Allan Camacho, oriundo de Alajuela, vive desde hace 21 años en Chicago y es empresario en logística y transporte. Él y sus socios tuvieron que decir a sus colaboradores que trabajaran desde la casa.

“Ayer (miércoles) la ciudad era prácticamente una ciudad fantasma. Nadie podía ir a la calle. Hasta respirar dolía”, comentó.

 


Camacho comentó que estar con temperaturas tan bajas le hace extrañar Costa Rica. En dos décadas de residir en Chicago no había sentido tanto frío.



 


Otra costarricense radicada en Illinois es Raquel Sánchez Vargas.  Ella es abogada y ha estado trabajando desde la casa. Afirma que el frío es extremo y peligroso para la salud.

 


Raquel dijo que no ha salido a la calle ni siquiera por curiosidad. En los últimos dos días notó como se congelan las ventanas, las perillas de las puertas y observó el vapor frío metiéndose debajo de la puerta.

 


Allan y Raquel comentaron que para este viernes se espera que las temperaturas aumenten y que poco a poco la ciudad retome la normalidad.