Ticos detenidos en España pagaban hasta ¢560 mil semanales por alquiler

La Guardia Civil de España reveló detalles del costoso estilo de vida de los tres costarricenses detenidos este viernes en Zaragoza y que están relacionados con el secuestro del empresario estadounidense William Creighton cuyo paradero aún se desconoce.

Los sospechosos son un joven informático de 25 años de apellidos Morales Vega, su pareja de apellidos Solís Chaves (24 años) y su madre apellidada Vega Aguirre (45 años).

Morales, identificado como el líder del grupo, ingresó a España el 9 de noviembre del 2018, procedente de Cuba. Las otras personas llegaron el 29 junto con una menor de edad al aeropuerto de Barajas en Madrid. Utilizaron transporte público para dirigirse a Alicante y se alojaron en una vivienda alquilada previamente por Morales.

Según el informe de la Guardia Civil, los ticos tenían “un nivel de vida muy superior al que tenían en su país de origen, realizando diariamente sus traslados cotidianos en taxi y alojándose en viviendas por las que llegaron a pagar hasta 800 euros semanales (Unos 560 mil colones al tipo de cambio actual)”.

El secuestro de Creighton ocurrió el 24 de setiembre en Granadilla de Curridabat. Las autoridades españolas y costarricenses revelaron que hubo diversas llamadas extorsivas en las que se amenazaba con asesinar al empresario.

“La familia acordó realizar un pago de 950.800 dólares mediante el depósito del equivalente en BitCoins (Moneda virtual). Tras este pago, los autores dejaron de comunicarse con la familia y la parte principal de la organización salió de Costa Rica con destino a Cuba con la doble finalidad de ocultar el crimen y blanquear, a través del sistema financiero cubano, las ganancias obtenidas”, agrega el reporte del a Guardia Civil.

“Los ahora detenidos trataban de pasar absolutamente desapercibidos en España, tomando medidas de seguridad en la vía pública, aportando datos de contacto erróneos y cambiando de domicilio con frecuencia. En el momento de la detención se encontraban establecidos en una vivienda de alquiler en la localidad de Zaragoza y estaban realizando gestiones para adquirir un turismo”, añade el documento.

La madrugada de este viernes el OIJ detuvo a 9 personas en Costa Rica relacionadas con el secuestro, entre ellas a dos Policías de Tránsito.

La Policía Judicial se mantenía en la búsqueda de indicios que permitan conocer qué sucedió con el estadounidense, quien manejaba una casa de apuestas electrónicas.

Columbia Deportiva en las redes